Piden entre otros aspectos un plan de ayudas de emergencia ante la bajada de facturación por las restricciones del covid-19, mientras que desde el gobierno municipal avalan el trabajo realizado junto a la hostelería y avanzan que se está estudiando la supresión de la tasa de terrazas para 2021

Laguna de Duero ha acogido en el día de hoy una concentración por parte de la hostelería de la localidad, para reivindicar un plan de rescate y ayudas al sector como consecuencia de la pandemia del covid-19. Puntuales a las once de la mañana, cerca de un centenar de empresarios de la hostelería, se han reunido para alzar la voz por las medidas restrictivas de las administraciones nacionales y regionales, y que han afectado en gran medida a la labor empresarial de los diferentes negocios. Convocados por la Unión de Hosteleros de Laguna de Duero, han querido poner de manifiesto su rechazo a las restricciones marcadas para sus establecimientos, a la par que reclamar un plan de ayudas directo al sector a nivel municipal.

“Nuestras reivindicaciones se sumaron a las de la hostelería de Valladolid en el mes de agosto y la concentración nacional en Cibeles. Creemos que todas las medidas que se están adoptando al sector no vienen acompañadas en ningún momento por algún tipo de ayuda ni apoyo, en detrimento del sector, por lo que estamos abocados al cierre. Queremos sentarnos con el Ayuntamiento de Laguna de Duero para visibilizar este problema”. Entre las principales peticiones, está una “línea de ayudas directas o indirectas, como si existe en poblaciones limítrofes. Vamos a acabar muchos establecimientos cerrados y aún no existe ninguna ayuda. Actualmente tenemos unas pérdidas del 40 al 60% respecto a años anteriores” apunta, José María Gutiérrez, presidente de la Unión de Hosteleros de Laguna de Duero. Otra de las peticiones que han querido reivindicar, es la devolución a los empresarios que previamente al estado de alarma habían abonado la cuota de terrazas.

Desde la Asociación de Hotelería de Valladolid, presentes en la concentración,  han querido sumarse a esta reivindicación de los hosteleros de Laguna, reclamando un “plan de rescate. La problemática de la hostelería con las medidas restrictivas está en todas partes, aunque en la provincia estas no han sido tan estrictas como la capital. Un 20% de los establecimientos de hostelería están cerrados desde el 14 de marzo. Nuestras previsiones no son nada buenas, ya que pensamos que de aquí a diciembre, un 30% echará en cierre. Por ello pedimos unas nuevas líneas de ayuda para el mantenimiento de las empresas del sector. Se nos está criminalizando injustamente, poniendo el foco en la hostelería” ha subrayado María José Hernández, presidenta de la asociación. Actualmente Laguna de Duero cuenta con cerca de un centenar de establecimientos de hostelería, que dan trabajo de manera directa a cerca de doscientas personas.

Supresión de la tasa de terrazas en 2021

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Laguna de Duero, han querido salir al paso de esta concentración para aclarar que el municipio “fue el primero que adoptó la derogación de la tasa de las terrazas. Nuestra intención es que hubiera sido durante todo el año, pero los técnicos del Ayuntamiento vieron que legalmente no era posible hasta que fue decretado el estado de alarma. El Ayuntamiento ha tenido la delicadeza de reunirse con esta asociación en dos ocasiones sin ni siquiera estar registrada. Cuando las normas de la Junta de Castilla y León estableció las restricciones sobre terrazas, el consistorio les concedió el 100% de sus mesas a cada establecimiento, y en algunos casos hasta más si era posible mantener las distancias” afirma, Román Rodríguez, alcalde de Laguna de Duero.

Sobre la devolución de la tasa de terrazas, el primer edil, reconoce que “es en el único punto donde pueden tener razón. Todo lleva unos plazos y ha tenido que tener una exposición pública y que hubiera ninguna alegación. En julio se empezó a llamar a todos los hosteleros que previamente habían abonado la terraza, que eran solo unos veinte. Bien es cierto que nosotros, por el mes que es agosto y las vacaciones de los trabajadores públicos,  a lo que se ha sumado la baja de la tesorera, no hemos podido agilizar dicho proceso, como también ha ocurrido con la devolución de las tasas de las escuelas culturales y deportivas”.

Por último, en relación a la petición de ayudas directas al sector, Rodríguez  subraya que se han dedicado “511.000 euros para paliar los gastos de las covid y ayudas sociales. Hemos habilitado una partida de 120.000 euros para autónomos y pymes que pronto saldrá a convocatoria. Además estamos barajando suprimir la tasa de terrazas para 2021. Nosotros como Ayuntamiento llegamos hasta donde podemos, pero tendrá que ser el gobierno o la Junta de Castilla y León quien cree un plan de ayudas específico o bien que dote a los ayuntamientos de músculo económico para poder hacer frente a estas peticiones”.