Fecha

Los familiares de la lagunera fallecida en la Playa de las Catedrales en 2018 continuará reclamando responsabilidades a las instituciones gallegas y a la empresa de control de la playa después de que la Audiencia de Lugo haya dictado el cierre de la vía penal

Casi dos años después del terrible suceso que costó la vida a la lagunera Irene Baladrón en la Playa lucense de Las Catedrales, la Justicia acaba de poner fin a la vía penal por la que la familia de la fallecida pedía responsabilidades a las instituciones gallegas y a la empresa de control de la playa. Así lo ha dictaminado la Audiencia de Lugo, que ha citado el sobreseimiento definitivo por esta vía, si bien aún queda abierta la puerta de lo contencioso administrativo, en la cual están ya inmersos los Baladrón Zorita tras mostrar su indignación al respecto.

En concreto, la familia pedirá una indemnización basándose en los baremos de tráfico, apuntando a la “falta de medidas de seguridad” que existían en el arenal lucense el día 31 de marzo de 2018, cuando la lagunera visitó el enclave tras una semana del azote del temporal Hugo en todo el litoral gallego. “La cuantía de la indemnización es lo de menos”, apuntan los afectados, quienes desean “que la justicia dé por sentado que fallaron estas medidas de seguridad, ya que incluso un testigo declaró a la juez que el día del accidente hubo descontrol, imprudencia y falta de organización”.

Tras el suceso, la familia calificaba los hechos de “homicidio por imprudencia con especial falta de negligencia en los vigilantes del arenal”, personal de la propia Xunta de Galicia. A su juicio “no se tomaron medidas para cerrar el acceso a la playa tras ser advertidos por turistas de algunos desprendimientos que se estaban produciendo incluso el mismo día”. La batalla administrativa seguirá, por tanto, para “buscar justicia” en un caso que consternó a todo el municipio de Laguna de Duero, llegando a ser noticia a nivel nacional.