Fecha: 12 junio, 2016

Las alumnas del grupo de Verónica Rojí brindaron un espectáculo en doble sesión, donde la música clásica con toques contemporáneos se sumó a la amalgama de colores propia del baile flamenco

Con el fin del curso escolar a la vuelta de la esquina, las diferentes escuelas del municipio dan por concluidas sus clases. En este caso la escuela Municipal de Danza Clásica y Flamenco ‘Verónica Rojí’, brindó este sábado un espectacular cierre de curso con una actuación en dos sesiones en la Casa de las Artes.

Pequeñas y mayores pasaron por un escenario del auditorio lagunero, que presentó un lleno absoluto en ambas interpretaciones. Todas las integrantes del grupo fueron artífices y protagonistas de esta XXVI edición del festival, donde la danza clásica más moderna se conjugó con las canciones propias del flamenco más actual.

La concejal de Cultura, Lucía Castro, fue la encargada de dar el discurso de despedida de este curso 2016, en el que no quiso olvidarse de nadie “agradeciendo la labor de Verónica por transmitir a sus alumnas este amor por el baile, a los padres por introducir a sus hijas en el bello mundo de la cultura, y a los técnicos del Ayuntamiento». También Castro quiso hacer un llamamiento a al género masculino, para que el próximo curso algún varón se anime en este campo.