Fecha: 16 junio, 2014

La escuela municipal de Danza Clásica, española y Flamenca de Laguna de Duero, dirigida por Verónica Rojí, puso el punto y final a un año plagado de eventos y aprendizaje con una actuación que reunió a cerca de un millar de personas en la Casa de las Artes.

Con la llegada del verano, muchas de las actividades programadas a lo largo del año para los jóvenes del municipio ponen su punto y aparte para continuar con el inicio del nuevo curso escolar. La escuela municipal de danza y flamenco no es una excepción, y como cada año las bailarinas de Veronica Rojí salieron al escenario de la Casa de las Artes para desplegar todo lo aprendido a lo largo del curso.

Los cuatro elementos fueron el eje principal de una función que buscó establecer una sintonía entre el baile y la música. En total fueron 10 grupos los que actuaron, dando lugar a multitud de bailes, que se iniciaron con la modalidad de clásico, para poner el colofón final a la fiesta con el flamenco. Este año se contaba con la novedad de música en directo, donde el grupo musical “Sal Gorda”  hizo las delicias para artistas y espectadores.

Verónica Rojí lleva desde el año 1990 capitaneando esta “nave”, donde el flamenco y la danza clásica se han convertido en su forma de vida. El baile corre por sus venas y es algo que trata de implantar a sus cerca de 170 alumnas , que como ella misma nos dice «arrancan desde los 5 años y de ahí hasta donde ellas quieran». Hay que decir que el Grupo de Verónica Rojí cuenta con una formación que va desde la base hasta llegar al escalón más alto, que es su equipo artístico. Cada año es una novedad, y como ella misma dice «busco en cada fin de ciclo no repetir nada, buscando aportar nuevas ideas y que mis alumnas disfrute del baile».