Fecha: 28 junio, 2014

Los alumnos de la escuela municipal tuvieron su particular fiesta de fin de curso, que este año giro en torno a las fiestas patronales de la Virgen del Villar.

Con el verano se pone punto y final a un largo curso escolar, y como no es para menos,  los alumnos más pequeños de la escuela Colorines celebraron ayer su fiesta de despedida. En ella participaron siete clases, partiendo desde los niños más pequeños, hasta los de 3 años.

Este año se contaba con la particularidad de que la temática de la festividad eran las fiestas de Ntra. Señora del Villar. Los alumnos se vistieron de peñistas  para actuar en un escenario en el que un gran mural con los edificios y lugares más emblemáticos del municipio servía como telón de fondo.

La fiesta estuvo también amenizada por multitud de actividades, como un sorteo, una tómbola,   juegos de latas, o un gran bingo. El plato fuerte de la jornada llegó con un gran encierro infantil, donde miembros de la Asociación Taurina Virgen del Villar se encargaron de amenizar una jornada donde se rememoraron entre los más jóvenes, las tradiciones más importantes de nuestra festividad.

La directora de la Escuela Colorines, Conchi López,  afirmaba que “cada año se busca  organizar una fiesta para que los padres vean que ha sido lo que se han hecho sus hijos  a lo largo de los trimestres. Este curso nos hemos centrado en las fiestas del pueblo, y para ello hemos llevado a cabo actividades relacionadas con el mismo y música ambientada”.