Fecha

Bajo el nombre ‘Érase una vez…la informática’ los laguneros Francisco Arnanz y Cristina Piñero organizan una muestra de más de 200 piezas históricas que han sido clave en la evolución informática y tecnológica a nivel global

El Museo de la Ciencia de Valladolid acogerá, hasta el próximo 26 de junio, una particular exposición que garantiza un recorrido por el progreso informático del pasado siglo y que ha sido impulsada por la empresa lagunera BitLan. Bajo el título ‘Érase una vez…la informática. Del ábaco a la smart city en viñetas y más’, la colección abarca desde los primeros diquetes, ordenadores y videojuegos hasta los portátiles y calculadoras pioneras que han sido responsables del cambio tecnológico de las últimas décadas.

Entre otras joyas está el supercomputador Cray 1-S/2000, de 1988, cuya velocidad superaba en cien veces la de cualquier otro de la época, una máquina Enigma utilizada para descifrar mensajes durante la Guerra Civil o un portatil de 1981 que pesa nada menos que doce kilos. Algunas de las piezas son tan exclusivas que apenas hay una veintena de unidades expuestas en todo el mundo.

La muestra fue inaugurada a finales de septiembre por el alcalde de la capital, Óscar Puente, la concejala de cultura, Ana Redondo, así como Inés Rodríguez, directora del museo. Los laguneros Francisco Arnanz y Cristina Piñero, organizadores de la misma, directores de BitLan y propietarios de la colección, se encargaron de presentarla. La exposición, que cuenta con la financiación parcial de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y tiene un toque humorístico gracias a las ilustraciones de Jorge Crespo Cano, es interactiva, tiene un precio de cuatro euros por persona, y está abierta al público de martes a viernes, de 10:00 a 18:00 horas, los sábados y festivos de 10:00 a 19:00 y los domingos de 10:00 a 15:00.

Laguna de Duero acoge la sede del proyecto ‘Escuela de Ciencia’

Al margen de su trabajo de organización para la exposición, los directores de BitLan acogen, en sus instalaciones (Av. de la Laguna, 19), la sede de ‘Escuela de Ciencia’, un proyecto empresarial impulsado en la primera edición de Lanzadera y pionera en Europa por sus metodologías y actividades de divulgación científica para niños y adultos. Es, a día de hoy, la única sede en la región, y sirve para culminar el proyecto de la vallisoletana Raquel Ibánez Peral, doctora en Biología Molecular y Biotecnología, que plantea la realización de experimentos de ciencia, construcción de robots, programación de videojuegos y montaje de drones entre otros proyectos.

La Escuela de Ciencia basa sus sitema en educación STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) y el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos), de modo que la adquisición de conocimientos, el desarrollo de habilidades y las actitudes sociales ante el grupo son tres variables que en la ecuación formativa tienen la misma importancia. Desde su apertura en Valencia, más de 3.000 alumnos han participado en primera persona de esta escuela donde ciencia, robótica, electrónica y programación se convierten en un fin y un medio al mismo tiempo y que ahora abre sus puertas en nuestro municipio.