Fecha: 11 marzo, 2014

La campaña que se llevará  a cabo en Valladolid y provincia recogerá cerca de 7500 controles con el objetivo de incidir en el uso correcto de los cinturones de seguridad y de los SRI. El objetivo no es otro que convertir de este uso un hábito a la hora de ponerse al volante para conductores y pasajeros.

Entre el 10 al  16 de marzo la Dirección General de Tráfico pondrá en marcha una campaña de concienciación ciudadana  sobre control del uso del cinturón y de los sistemas de retención infantil. Esta será visible a través de mensajes en los  medios de comunicación y de la intensificación de controles en las carreteras, labor que correrá a cargo  de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, así  como de los agentes de las Policías Locales de los Ayuntamientos adscritos a dicha campaña.

En total se realizarán unos 43.000 controles de la Guardia Civil en Castilla y León y unos 7.500 en Valladolid.  El uso  habitual del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención resultan de vital importancia a la hora de salvar una vida en caso de accidente. El hábito a la hora de utilizar cualquiera de estos dos sistemas  en trayectos cortos, largos, urbanos e interurbanos, como afirma el 4º Informe PIN sobre Seguridad vial del ETSC, “estima que el cinturón de seguridad ha salvado a más de un millón de personas que podrían haber muerto en una colisión en la carretera si no lo hubieran llevado, por consiguiente es el mayor salvavidas en las carreteras”.

La última campaña sobre el uso obligatorio del cinturón y de los SRI tuvo lugar del 29 abril-5 de mayo de 2013. En total se hicieron en Castilla y León 46.128 controles, con 570 denuncias, un 1,24% del total. En Valladolid los vehículos controladores el pasado año ascendieron a los 7.503, y se saldó con un total de 51 denuncias.