Fecha: 7 septiembre, 2015

Centenares de vecinos acudieron a una competición que cumple su segundo año para descubrir los nuevos inventos de los siete participantes de esta edición

La segunda edición de la Carrera de autos locos celebrada durante la tarde de este domingo en la Cañada de la Arboleda atrajo a una multitud de vecinos y peñistas que supera la del pasado año, si bien el número de participantes de este año bajó a siete en tal. A pesar de ello pudo apreciarse la inventiva de los participantes en el diseño de sus distintos vehículos. El premio al más rápido -Fitipaldi- fue para Darío Sevilla con una marca de 21 segundos en la bajada con su nave espacial, mientras que el premio al más original -lagunillo- fue a parar a las manos de Daniel Fernández. Diego Yugüeda y Rubén Domínguez se alzaron con el trofeo al vehículo con mayor inercia -abrojillo- y Marcos Ibai fue el piloto con el cuatro ruedas más divertido.

En la entrega de premios estuvieron presentes el alcalde, Román Rodríguez, y la concejala de Juventud, Estela Crespo. El primer edil aprovechó la ocasión para reivindicar una mayor participación en sucesivas convocatorias y pidió a los vecinos y visitantes más precaución para evitar incidentes en este tipo de eventos. La carrera estuvo patrocinada y organizada por el artesano Lorenzo Duque, Navarrep Automoción y Garaje Ignacio Fernández Serrano.