Fecha: 24 noviembre, 2014

Más de un centenar de vecinos se manifiestan por las principales arterias del municipio para “reclamar la modificación de la actual tasa de basuras y por una fiscalidad justa”. El consistorio por su parte zanja el asunto con que “se cobra de acuerdo a la ley para cubrir el coste del servicio” y que si fuese lo contrario “sería ilegal”.

La mañana del domingo sirvió para que cerca de más de un centenar de vecinos y simpatizantes de la Asociación Vecinal La Calle -convocante de la manifestación– reivindicara por las calles de Laguna una “derogación de la Retasa de basuras” y “una fiscalidad justa”. Dicha agrupación considera que desde el Ayuntamiento se está llevando a cabo un “doble cobro de este servicio“ alegando además que “han estado recaudando por encima del coste del servicio en 2012 en 761,322 € y en 2013 en 221.505€”.

Fuentes del Ayuntamiento han declarado a este respecto que  “la tasa del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos está calculada como marca la ley, para cubrir el coste del servicio”. Sobre esta “supuesta retasa”, desde el consistorio afirman rotundamente que “ya fue esto demandado  por un promotor urbanístico por la aplicación de esta tasa y perdió estrepitosamente en los juzgados. La ley general tributaria  lo impide, por lo tanto es ilegal cobrar una tasa dentro de un impuesto .La carta que se mandó en el año 1996 fue una justificación de la revisión catastral que disparó el valor del IBI. En los años de bonanza el consistorio no necesitaba cobrar este servicio porque parecía que se podía con todo. La realidad económica del Ayuntamiento y del municipio obligó a tener que recuperar esta cobranza”.

Respecto a la demanda de la que habla el Ayuntamiento, La Calle alega que “nunca se ha llevado a los juzgados el doble cobro,  ni el cobro por encima del coste del servicio”.  También desde la asociación afirman tener “los datos oficiales del Ayuntamiento que certifican esta retasa con un sencillo cálculo”  y que lo único que busca el equipo de gobierno es “escurrir el bulto cuando preguntamos”. Por su parte desde el Ayuntamiento confirman que “los trabajos de recogida, personal, mantenimiento de instalaciones, contenedores y vehículos, además del pago a la mancomunidad tierras de Valladolid suponen cerca de 200.000 euros“ y que son los que “configuran este estudio del gasto en total del servicio”. También alegan que este cobro” no es lineal “pues “se cobra diferenciando en función de si es una vivienda, un comercio, un establecimiento de hostelería o una superficie comercial”. Desde el consistorio se insiste pues en que es “ilegal cobrar por encima del servicio, que no se puede y no se hace  con ninguna tasa”, y que “habitualmente suelen ser deficitarias porque hay ciudadanos que no pagan por diferentes razones”.