Fecha: 23 noviembre, 2016

Ayuntamiento de Laguna de Duero, notario y administrador concursal ratificaron la compra patrimonial de la sociedad por 1.252.601 euros, lo que lleva al consistorio local a sumar unos bienes por valor de «7 millones de euros»

El Ayuntamiento de Laguna de Duero lleva a cabo una de las mayores inversiones patrimoniales de la historia del municipio. El consistorio ha adquirido mediante la firma de las escrituras, la adquisición este miércoles de los bienes de la Sociedad Prado Boyal S.A.U. Esto llega tras presentarse al concurso de liquidación concursal. Dicha compra patrimonial ha contado con una inversión de  1.252.601 euros, y que se ha llevado a cabo a través de tres lotes: el primero por valor de 43.586 euros a la Junta de Castilla y León en relación a una deuda con el organismo regional que tenía la sociedad; el segundo, por 933.294 euros para el pago de diversos inmuebles y parcelas en el Polígono de Los Alamares; el último, de 275.725 euros, para hacer frente a una hipoteca con el banco CEISS sobre el edificio de la calle Caballeros. Con ello la deuda de Prado Boyal queda solventada, pasando su patrimonio al Consistorio.

Entre las propiedades con las que se hace el Consistorio se encuentran 40.000 metros cuadrados del Polígono de los Alamares, el local de la Calle Camilo José Cela (389 m2), la oficina de la calle Caballeros (73 m2), un local en la Avenida Prado Boyal (243 m2), una parcela en  la Calle Sol (72 m2), una parcela en el polígono de los Alamares (1.318 m2), y una parcela también de 18.314 metros cuadrados.

Esta compra por lo tanto, llevará consigo un plan de inversiones con la concerniente instalación y desarrollo de nuevas empresas en el entorno municipal, buscando “potenciar el empleo y crear nuevos puestos de trabajo “puntualizan.

La idea del Ayuntamiento es, tras la Junta de Compensación del Polígono de Los Alamares, “poner en marcha la venta de cada una de las parcelas mediante un concurso en el que primen el establecimiento de empresas, la creación de empleo o la responsabilidad empresarial con el medio ambiente, algo que se puede ver ya en las nuevas ordenanzas fiscales aprobadas para el próximo año”.  Respecto al precio del metro cuadrado este será tasado por el arquitecto municipal. A efectos de deuda, con la liquidación de la sociedad en el año 2017 Laguna de Duero “tendrá una deuda cero, lo que permitirá al Ayuntamiento ir a crédito para realizar diversas inversiones”. En relación a estas inversiones, han querido confirmar, que tras esta adquisición el Ayuntamiento incluirá en sus presupuestos de 2017-que serán aprobados antes de final del año confirman- una serie de inversiones, que quedarán concretadas una vez se conozca el techo de gasto.

En referencia al montante total de la inversión, según Biosca, “no ha salido del Presupuesto de 2016, pues la hemos realizado gracias a un remanente afectado por venta de terrenos del año 2002 y un remanente afectado de desarrollos urbanos que hemos destinado a adquirir patrimonio municipal”. A efectos de deuda, con la liquidación de la sociedad, -en los datos del Ministerio de Hacienda sobre su deuda se computan tanto los datos del Ayuntamiento como de las Sociedades– en el año 2017 Laguna “tendrá una deuda cero”, mientras que el patrimonio de la Sociedad pasa a manos del Ayuntamiento sin que hayan tenido que ir a una subasta pública. Biosca quiso concluir afirmando como “desde 2011, hasta que han llegado ellos al gobierno, no se había hecho nada en relación a Prado Boyal”.