Kingfisher aclara que su salida del accionariado de Brico Depôt no implicará el cierre de la tienda ni despidos en Laguna

La multinacional británica, propietaria hasta ahora del gran almacén de bricolaje, matiza las palabras de su CEO Veronique Laury, aclarando que la planta del municipio “no cerrará sus puertas”

El departamento de comunicación de de Kingfisher en España ha querido matizar las palabras de su CEO Veronique Laury, donde afirmaba que “estamos comprometidos con nuestro plan de crear un negocio fuerte a largo plazo, y ello nos permitirá aplicar nuestra estrategia con mayor enfoque y eficacia en nuestros mercados principales”, lo cual implica la decisión de salir de Rusia, España y Portugal.

Las alarmas habían saltado este mismo jueves con estas declaraciones recogidas por Europa Press a primera hora de la mañana, las cuales han sido replicadas por numerosos medios de todo el territorio nacional, presuponiéndose que dicha salida suponía la amenaza por cierre de los 27 establecimientos con los que la empresa cuenta en el país. Por todo ello, la multinacional ha querido matizar que sale del accionariado de Brico Depôt, pero ello “no implica el cierre ni despidos de trabajadores”, mientras que “el plazo de salida aún no se conoce ni es inminente”, tal y como han concretado.

Estas declaraciones garantizan la persistencia de Brico Depôt en Laguna de Duero por el momento, en una planta que se suma a las 26 existentes en toda la geografía española con un total de cerca de 1.700 trabajadores.

Esta web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Si continúa navegando dará su consentimiento para su aceptación.

de nuestra política de cookies.

ACEPTAR