Fecha: 23 noviembre, 2020

La profesora y escritora lagunera pretende transmitir, a través de este nuevo trabajo, “la importancia de quererse a uno mismo, aceptando nuestro cuerpo sin envidiar el de los demás”.

La profesora inglesa residente en Laguna de Duero, Kathryn Escribano, publicará el próximo 7 de diciembre su nuevo trabajo, ‘I Wish I Had’, de mano de la editorial Babidi-bú. La escritora presenta una obra ilustrada por Michael José Escribano, a través de la cual pretende transmitir la importancia de “quererse a uno mismo, aceptando nuestro cuerpo sin envidiar al de los demás”. Así, lanza un mensaje para que los niños y niñas entiendan “que cada persona es distinta físicamente pero no por ello algunos son mejores que otros, sino simplemente diferentes”.

Gracias a este trabajo la autoria publica, por primera vez, una obra de su autoría esperando tener una buena acogida en el mundo literario. En su obra nos presenta un hipopótamo llamado Harry al que no le gusta su cuerpo. Yendo a la escuela se fija en los demás animales y se pregunta si no debería cambiar su aspecto físico.
Con la historia de Harry el hipopótamo, Kathryn Escribano intenta que los más pequeños entiendan lo fundamental que es aceptarse a uno mismo, sin envidiar cómo sean los demás.

Con este libro, la escritora quiere que su público infantil vea que cada persona es distinta y única a su manera y que eso no es malo, al contrario. Asimismo, quiere resaltar que cambiar nuestro aspecto físico no lleva a la felicidad, sino que es aceptarnos y queremos cómo somos es lo que nos hará felices. Esta obra pertenece a la colección ‘La casita esdrújula’, una colección de obras orientadas a niños de entre 4 y 6 años. Estos libros están especialmente diseñados para primeros lectores ya que sus diseños representan fielmente el texto de cada página por lo que los niños podrán entender lo que el autor quiere transmitir con gran facilidad.

Nacida en Inglaterra, Kathryn Escribano se licenció en Filología Francesa e Hispánica y enseña su profesión en la Universidad de Valladolid. Además, imparte clases de inglés a niños de infantil en un par de escuelas. Es en estos colegios infantiles donde puede desatar toda su imaginación. Sin usar el libro de texto imparte sus clases a través de cuentos e historias de su propia invención, transmitiéndoles valores que ella considera importantes para su educación.