Fecha

El lagunero, director de operaciones de Patatas Meléndez, subraya las claves del éxito de una campaña en la que la empresa ha visto incrementada su producción, optimizando sus protocolos.

Tras unos meses de constantes cambios, en los que Patatas Meléndez se ha adaptado a un intenso crecimiento de la demanda, la compañía vallisoletana encara una temporada de patata nueva con un producto 100% nacional manteniendo por encima de todo la seguridad y la calidad.

¿Qué factores han marcado la campaña de este año?

Las lluvias de esta primavera han permitido una amplia producción. Al ser tan intensas nos han obligado a modificar protocolos para evitar problemas en el campo, garantizando las condiciones sanitarias y dando como resultado un producto de gran calidad. En las próximas semanas comienza la recogida aquí, en Castilla y León, donde tenemos muy buenas previsiones.

¿En qué medida estáis cumpliendo los objetivos de vuestro Plan Agrario de cara a 2021?

Actualmente hemos conseguido ofrecer patata nueva todo el año en muchas de nuestras referencias de producto. Lo hemos logrado a través de un trabajo técnico muy importante, planificando distintas variedades y organizando dobles cosechas en toda España.

¿Qué papel juega la I+D+i en todo este proceso?

Creemos que la I+D+i tiene que partir del campo, donde seguimos trabajando con los agricultores probando multitud de variedades, optimizando el rendimiento y, en definitiva, dando un valor añadido al producto. Esta segmentación de variedades aporta una mayor rentabilidad al productor, al tiempo que seguimos mejorando procesos tecnológicos. Actualmente estamos trabajando en un programa de gestión online de incidencias, con el objetivo de digitalizar el campo y que nuestros técnicos tengan acceso a toda la información del mismo.

¿Cómo ha afectado la crisis del Covid-19 a la producción y los hábitos de consumo?

Durante el confinamiento ha habido incrementos de la demanda muy importantes, llegándose a triplicar. El canal de venta en supermercados se ha disparado, y al ser un escenario tan cambiante nos ha obligado a adaptarnos constantemente. También ha crecido mucho la demanda por Internet, y en nuestra tienda online ahora ofrecemos nuevos productos en base a los hábitos de consumo actuales.

En vuestro caso el incremento de producción os ha llevado a aumentar un 25% la plantilla…

Patatas Meléndez está en el corazón del medio rural, y para nosotros es un orgullo poder decir que seguimos creando puestos de trabajo en la provincia en plena crisis sanitaria. La mayor parte de esos nuevos puestos tienen vocación estable, ya que hemos ampliado nuestras instalaciones con la adquisición de una nueva planta de producción. Sin duda, uno de los objetivos que nos marcamos al inicio de esta crisis es que no podía-
mos fallar a nuestros clientes. Nuestro objetivo es seguir creciendo con nuevos puestos a todos los niveles, desde operarios hasta técnicos de todas las áreas de producción.

Por otro lado, también os habéis implicado de manera solidaria con quienes han combatido esta crisis…

En efecto, Patatas Meléndez ha colaborado donando parte de la producción a través del Banco de Alimentos, con el reparto de material de protección a residencias de mayores o instalando una Foodtruck con comida gratuita en IFEMA, apoyando a quienes trabajaban en la primera línea. Tenemos claro que hay que devolver a la sociedad lo que nos da, día a día, con su confianza en nuestros productos.

¿Cómo os habéis adaptado a la nueva realidad sanitaria?

Hemos establecido nuevos protocolos de higiene y seguridad, garantizando que nuestros productos sean seguros y que nuestros trabajadores tengan total tranquilidad. Nuestra obligación es velar por su salud y de esta manera hemos conseguido evitar cualquier incidencia.