Fecha: 17 mayo, 2016

El teniente de alcalde afirma que el superávit permitirá liquidar las deudas y apunta a próximas inversiones

Para el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, los resultados de la liquidación, que fijan el remanente positivo en casi dos millones de euros, arrojan unos datos económicos “más que favorables”. “Vamos a dejar el municipio sin deuda, liquidando el pago a proveedores, y podremos recuperar el patrimonio de Prado Boyal posiblemente sin necesidad de pedir ningún crédito”, asegura Biosca, quien explica que el superávit se debe a “la contención del gasto superfluo que había en el Ayuntamiento”.

En este sentido, destaca que el Consistorio ha limitado el gasto en sueldos de la corporación, en la partida de prensa y publicidad y en litigiosidad municipal, que “se ha reducido en un 80%”, mientras que “aún así se han acometido inversiones como la adquisición del coche de la policía, la caldera de la Casa de las Artes o diversas obras en todo el municipio, gastando el dinero público en cosas verdaderamente útiles para los ciudadanos”.

La oferta de compra del patrimonio de la sociedad Prado Boyal es, para Biosca, “una forma de salvar el patrimonio municipal y, sobre todo, garantizar que Laguna tenga suelo industrial, lo cual atrae empresas y genera riqueza y empleo”. Otro paso pendiente en urbanismo será redactar un nuevo PGOU para el municipio. “La justicia nos ha dado la razón, y en cualquier caso el plan de 2011 hubiese decaído igualmente porque estaba obsoleto según la nueva jurisprudencia”, apunta el teniente de alcalde.

Según Biosca, el saneamiento de las cuentas permitirá hacer próximas inversiones. “Uno de los puntos fundamentales de nuestro acuerdo de gobierno es recuperar la antigua biblioteca como Casa de la Juventud, lo cual acometeremos sin lugar a dudas esta legislatura. Está previsto arreglar las piscinas, lo cual costará 100.000 euros, y hemos recibido ayudas de la Junta para reparaciones en los CEIP Miguel Hernández y Ntra. Sra. del Villar”. Los siguientes objetivos son acometer la mejora de la potabilizadora, mejorar la red de abastecimiento y ultimar un plan de arreglo para calles y aceras. “En cuanto la situación económica se defina empezaremos a actuar”.

Biosca afirma que en los presupuestos de este año se incrementa el gasto en Servicios Sociales, Educación, Empleo e Inversiones y aclara que “se ha retrasado su puesta en marcha por la negociación con Valladolid con respecto a la depuración de aguas”, entre otros asuntos. Según el teniente de alcalde, “se está cumpliendo el acuerdo de gobierno de forma estricta y hay una coordinación absoluta en todas las áreas”. “Así es como se hace un gobierno, a base de confianza y trabajo”, afirma Biosca, quien destaca además “el impulso que se ha dado en áreas como Acción Social y Educación con la puesta en marcha de los comedores de verano».