Fecha: 27 agosto, 2017

Hasta 18 artistas han presentado sus obras en un concurso que, aunque ha visto reducida la participación a causa de las condiciones climatológicas, ha contado con buen nivel en sus trabajos

Amanecía este domingo en Laguna de Duero y los artistas  se apuraban a utilizar tonos de gamas violetas y grises en vista de un cielo nuboso que prometía poner difícil el desarrollo del XXXVIII Certamen de Pintura Rápida ‘Pinta mi pueblo’. Sin embargo, inspirados por la luz tan particular de la jornada, hasta 18 participantes presentaban, al final del día, unos trabajos en los que ha quedado poco espacio para las sombras y donde las calles apenas reflejaban el paso de viandantes.

A pesar de que la participación se ha visto disminuida en esta edición debido a las dificultades climatológicas -el pasado año participaron 10 artistas más- el jurado ha valorado «el aumento del nivel» con respecto a anteriores ediciones. Presidido por la concejal de Cultura, Lucía Castro -y con la presencia de Ana Roda, Julio Sendino, Carlos Adeva y Javier Noriega- este daba a conocer, al final de la tarde, a los ganadores. El primer premio, dotado con 1.000 euros y placa, ha ido a parar esta edición a José Reyes Ramos, un artista que se considera «semiprofesional» y que acudía a Laguna de Duero específicamente para participar en el concurso.

Natural de Bilbao -y posiblemente por ello más que acostumbrado al tiempo de esta jornada- el pintor ha querido representar el contraluz que ha encontrado, por casualidad, en el entorno del lago a primera hora de esta mañana. «Se me ha ocurrido sobre la marcha, y los pinceles te van diciendo», ha afirmado a Laguna al Día, después de valorar positivamente el nivel del resto de obras de esta edición y de reconocer que su especialidad es, sin lugar a dudas, el óleo. En segundo lugar, con 500 euros y placa, quedaba el pintor leonés Gonzalo Prieto Corbero, quien fuera ganador del certamen lagunero en el año 2014, mientras que el tercer puesto, con 300 euros y placa, iba a parar a las manos de María Teresa Durá Sepulcre.

En cuanto al mejor artista local, el premio ha sido para Marcos Gutiérrez Morquecho, quien ha elegido la Casa de las Artes como enclave para una obra reivindicativa sobre el apoyo institucional a la cultura. «Para mí es un símbolo, un icono de los espacios culturales y del apoyo que debe haber al mundo cultural», ha afirmado el pintor lagunero, quien acaba de regresar de Madrid, donde se ha formado, con el objetivo de seguir impulsando el arte y dinamizando nuestro municipio. Un premio dotado con 300 euros y placa ha ido destinado a este artista local, que no se dedica precisamente a la pintura rápida, y quien cuenta en su currículum con un Grado Superior en Ilustración, la carrera de Bellas Artes y un Máster en Investigación en Arte y Creación.

Los más pequeños han sido también protagonistas de la jornada, con la celebración del XXXIII Certamen de Pintura Infantil, donde han sido premiadas hasta cuatro categorías diferentes. Además, se ha aprovechado el acto de entrega de premios para hacer entrega asimismo del premio a la ganadora del concurso del cartel de fiestas, Verónica Yarza. Además de la propia concejal de Cultura, han participado en la entrega de los galardones -que se ha celebrado en la Casa de las Artes- el alcalde, Román Rodríguez, así como el teniente de alcalde, Juan José Tomás-Biosca, y los ediles Héctor González, Estela Crespo, Margot Rodríguez, Luis Minguela y Aurelia Jiménez.