Socialistas e Izquierda Unida manifiestan su desaprobación a que familias con dificultades no hayan podido ser atendidas por las ayudas de emergencia. Minguela confirma que se ha tratado de «un problema administrativo» y asegura «que ninguna familia ha estado desatendida y que las ayudas provenientes del acuerdo MARCO serán abonadas con efecto retroactivo».

Tras las explicaciones dadas en los Plenos de marzo y abril, Izquierda Unida de Laguna y PSOE han manifestado su crítica a la gestión de este asunto por parte del equipo de gobierno. IU por su parte quiere denunciar “la dejadez y la falta de previsión del equipo de gobierno municipal ante la falta de recursos (liquidez) en las ayudas de emergencia que se tramitan desde los C.E.A.S”.

Desde el Grupo Socialista manifestan  que «era responsabilidad tanto de la Junta de Castilla y León como del Ayuntamiento atender a estos usuarios y no derivarlos a las ONGs». Para el Portavoz Socialista, «esta situación no tendría que haberse dado, puesto que era fácilmente subsanable con una transferencia de crédito por parte del Ayuntamiento, es solo decisión política. La falta de sensibilidad en este tema es absoluta, ya en el año 2013 se devolvieron a la Junta de Castilla y león 15.645,93€ de la financiación concedida por la Gerencia por no ejecutar dichas ayudas».

El Portavoz de Izquierda Unida alega que  “estas ayudas que vienen a mitigar las situaciones extremas en las que se encuentran muchas personas en Laguna (recibos de luz, de hipoteca, de libros, gastos inesperados, etc…) se han estado derivando los últimos cuatro meses hacia Cáritas y Cruz Roja por falta de fondos en el Ayuntamiento”. Para el edil de Izquierda Unida, “este dinero, que es finalista, tiene que estar siempre a disposición de las personas que lo necesiten y, si no lo hay, se puede solucionar con una modificación presupuestaria aunque los presupuestos estén prorrogados o no se haya firmado el acuerdo marco con la Junta hasta el pasado día 28.

Por otro lado, desde el equipo de gobierno afirman que «este retraso se ha debido a causas meramente administrativas», lo cual ha llevado a que «la prestación de ayudas de primera necesidad se hayan visto subsanadas por Cruz Roja y Cáritas». El alcalde, Luis Minguela, ha declarado que «desde principios de año se ha reunido con instancias regionales y provinciales a fin de que se avanzara en la firma del convenio MARCO y que ninguna de las familias del municipio se viera desatendida». El líder popular también se ha referido al carácter «retroactivo de la firma de este convenio» que hace referencia a que «todas las familias beneficiarias de estas ayudas cobrarán esta partida desde el mes de enero de 2015».