Fecha: 4 octubre, 2023

La concejala Eva Diez se ha reunido con el eurodiputado Manu Pineda, del grupo parlamentario The Left (La Izquierda), para exponer «las reivindicaciones de los vecinos sobre la salubridad del agua de la localidad»

La portavoz y edil del grupo municipal IU-Podemos en el Ayuntamiento de Laguna de Duero, Eva Diez, mantuvo un encuentro la semana pasada con el eurodiputado del grupo The Left en el Parlamento Europeo, Manu Pineda, con el objetivo de trasladarle diversos asuntos importantes sobre la localidad. Aunque sin duda las conversaciones se centraron en la calidad del agua y la preocupación de los vecinos.

En el encuentro, Diez detalló «las obras necesarias para dotar al municipio de las infraestructuras adecuadas para el correcto tratamiento y suministro del agua», y pidió al eurodiputado su colaboración con futuras solicitudes de las ayudas de los Fondos Europeos Next Generation EU realizadas desde el Ayuntamiento. Según apuntó la edil, “en Laguna hay un problema muy grave de deficiencias en la calidad del agua que llevamos arrastrando décadas. Las instalaciones de las que disponemos están obsoletas y son insuficientes. Las tuberías de fibrocemento y la falta de filtros de carbón activo, entre otras carencias, ponen en peligro la salud de los laguneros y laguneras».

Añadió, además, la falta de entendimiento sobre «la inacción del actual equipo de gobierno». «Debe ser prioritario modernizar todo el sistema del ciclo integral del agua, desde captación, pasando por potabilización, abastecimiento, saneamiento y hasta depuración”, señaló.

Sobre esto, Pineda manifestó que el ayuntamiento de Laguna «solo tiene una solicitud de fondos europeos abierta y que se le ha requerido subsanaciones en varias ocasiones». «Esta petición tendría que haberse tramitado mucho antes y con toda la documentación necesaria», señala Diez, quien ha apostillado que los fondos Next Generation pueden ser la clave para que el agua de Laguna de Duero «tenga la calidad mínima esperable».

Asimismo, Diez manifestó que la solución es «más voluntad política» por parte del equipo de gobierno, y puso a disposición del equipo de gobierno «la ayuda, tanto de su partido como del grupo parlamentario The Left, para apoyar en lo que podamos y que la solicitud de los fondos europeos se tramite de manera favorable».

La edil de IU-Podemos mantiene que “los laguneros y laguneras tienen derecho a poder beber agua limpia y no puede ser que las familias se tengan que costear agua embotellada todos los meses cuando están pagando el recibo del agua. Es hora de que el equipo de gobierno actúe para poner fin a este prejuicio económico y de salud que sufrimos en nuestro municipio.”