Fecha: 24 agosto, 2023

La agrupación defiende que el aprendizaje a nadar es, “más que una actividad de ocio y deporte, una medida de salud pública” y pide que el acceso a los cursos de natación propuestos sea “gratuito y universal para evitar ahogamientos en toda la población infantil de la localidad”.

El próximo martes, Izquierda Unida-Podemos presentará al Pleno del Ayuntamiento de Laguna de Duero una moción pidiendo al Consistorio que se comprometa a ofertar anualmente cursos de natación gratuitos para todos los niños empadronados en el municipio que cumplan cuatro años en el año natural. Para ello, el grupo municipal propone que se estudie destinar a tal fin una partida en los presupuestos anuales, comenzando por los de 2024.

“En España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los ahogamientos en espacios acuáticos españoles son la segunda causa de mortalidad accidental infantil después de los siniestros de tráfico”, señalan desde la agrupación. “Según los estudios, iniciar clases de natación antes de los cinco años disminuye la tasa de ahogamiento”, ha señalado Roberto Velasco, concejal de Podemos Laguna de Duero y pediatra de profesión, quien mantiene que la gratuidad de las clases de natación “es fundamental para proteger a la infancia del municipio”. “Que los niños y niñas de nuestro municipio aprendan a nadar es una medida de salud pública, por lo que esta medida debe ser gratuita y accesible para todas las familias laguneras, del mismo modo que lo son otras medidas, como las vacunas”, subraya.

Según apunta el edil, “gran parte de la población desconoce las secuelas que pueden ocasionar los ahogamientos en la población infantil”. “No podemos obviar el hecho de que, aunque no todos los ahogamientos son mortales, eso no significa que estén exentos de daños”, ha asegurado Velasco. “En lo que va de año, quince menores de 10 años han fallecido en España. Yo mismo he atendido cinco ahogamientos en los últimos dos meses. Y no olvidemos que por cada ahogado mortal, hay entre tres y cinco personas que no fallecen, pero que pueden quedar con secuelas y daño neurológico severo. Nuestro municipio no puede esperar a tener un caso desgraciado para empezar a tomar medidas”, añade.

“Existen numerosos ejemplos de éxito en la implementación de cursos de natación municipales de las características de los propuestos por IU-Podemos”, agregan. Para Eva Diez, concejala de Izquierda Unida y portavoz del grupo municipal, destacan medidas como la iniciada este año por el Ayuntamiento de Irún, donde se aprobó por unanimidad el pasado mes de abril una modificación de crédito que introducía este programa en los presupuestos. A partir de septiembre, se ofrecerán cursos de iniciación a la natación en todos los centros escolares de esta localidad. “Es el caso de uno de las decenas de ayuntamientos a lo largo y ancho del país que han apostado por implementar medidas para combatir el riesgo de ahogamientos. Una lista que incluye a ayuntamientos con gobiernos de todos los colores políticos”, apunta Diez.

Sobre el coste económico de implementar esta medida, Diez ha sido contundente: “Estamos plenamente convencidos de que esta propuesta es viable económicamente. A partir de los datos que nos han facilitado expertos en el sector, hemos podido elaborar un presupuesto aproximado, que sería de unos 30.000 euros, una cantidad perfectamente asumible para este Ayuntamiento y que nos permitiría cuidar de los más jóvenes del municipio, desde la prevención”.