El Grupo Municipal ha registrado una moción en la que solicita al Consistorio, además, que “refuerce el servicio de limpieza y desinfección, aumentando la contratación de personal de limpieza para todos los centros”.

El Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos ha solicitado al Ayuntamiento de Laguna de Duero que realice pruebas de detección de la Covid-19 a los empleados municipales que trabajen en los centros educativos. Lo ha hecho este lunes, tras registrar una moción a través de la que solicita al equipo de gobierno, además, que “se refuerce el servicio de limpieza y desinfección de los colegios públicos del municipio, con un aumento en la contratación de personal y garantizando la presencia en número suficiente de personal de limpieza en todos los centros, tanto durante la jornada lectura como tras la finalización de las clases”.

Según IU-Podemos, la administración autonómica “ha incluido en su protocolo de vuelta al colegio la realización de test masivos de seroprevalencia al personal docente, medida que debe ampliarse al personal municipal que trabaja en los centros educativos para garantizar una vuelta al colegio segura en el municipio”. “Los acuerdos alcanzados a finales de agosto entre administraciones educativas se han limitado a señalar qué medidas de higiene activar ante la pandemia, sin poner sobre la mesa los medios necesarios para evitar el contagio y la propagación de la Covid-19”, apuntan desde el grupo municipal.

IU-Podemos señala que “no se ha querido financiar una vuelta segura al colegio a pesar de que la comunidad educativa lo lleva exigiendo desde el inicio de la pandemia. Se trata de conjugar dos derechos fundamentales y no obligar a elegir entre ellos: el derecho a la salud sí, pero también, y no menos importante, el derecho a la educación”.  “En estos momentos, el sistema educativo público necesita ser protegido, ya que es la estructura que proporciona y garantiza el derecho constitucional a la educación, y su mayor protección se debe realizar garantizando una educación presencial segura. Por eso se hace más necesario que nunca invertir en personal, medios y adecuación de espacios, y hacer una buena planificación de todo el sistema educativo, para garantizar una vuelta segura a la escuela”, agregan.

Además, ante la posibilidad de una nueva suspensión de la actividad docente presencial durante el curso 2020/2021, el Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos insta al gobierno autonómico a “dotar a los centros educativos públicos, así como a su alumnado, de los recursos materiales necesarios para poder garantizar una educación telemática”.