Fecha: 18 agosto, 2023

La agrupación de izquierdas reclama a la administración local posicionarse en contra de la destrucción de una zona que presenta importantes valores paisajísticos y ambientales.

El Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León ha concedido una multinacional,  un permiso de investigación denominado “El Mullerón” n.º 251, “desoyendo las alegaciones en contra presentadas por Izquierda Unida-Podemos Laguna de Duero y Ecologistas en Acción Valladolid, junto con otras organizaciones locales”. “Eufemísticamente se llaman permisos de investigación,” ha asegurado Eva Diez, concejala de Izquierda Unida, “pero no son más que catas del terreno con el fin de medir la calidad de los suelos para luego explotar una gravera.”

La zona de “El Mulleron” afecta casi en su totalidad al término municipal de Laguna de Duero y que se encuentra en terrenos protegidos como suelo rústico con protección agropecuaria y protección natural, donde están prohibidas las actividades extractivas por las DOTVAENT y el PGOU. La zona está incluida también en la Zona de Especial Conservación (ZEC) “Riberas del Duero y afluentes” y la red Natura 2000.

El grupo municipal tuvo conocimiento en diciembre de 2022, a través de Ecologistas en Acción Valladolid, de la solicitud de este permiso de investigación, presentando alegaciones a dicha solicitud pocos días después. Tras la publicación en el BOCYL de la concesión de dicho permiso el pasado mes de junio, las organizaciones alegantes presentaron un recurso de alzada, como “último recurso” antes de llegar al contencioso.

“Recurrimos en alzada los permisos de investigación concedidos por ser incompatibles las actuaciones de investigación de recursos mineros autorizadas con el planeamiento urbanístico y territorial vigente en nuestro municipio,” ha asegurado Roberto Velasco, concejal de Podemos. “Está constatado que los proyectos de explotación derivados de esta clase de permisos de investigación presentan unos muy elevados impactos ambientales sobre factores tales como el suelo, el agua, el paisaje y la biodiversidad. La actividad minera es incompatible con la conservación de los valores naturales presentes.”

Sin embargo, la Junta ha vuelto a rechazar los intentos de detener el otorgamiento de este permiso de investigación. “El permiso concedido es, de momento, sólo para catas,” ha apuntado Diez. “El proyecto de explotación aún está pendiente y no sabemos cuándo se tramitará. Pedimos al equipo de gobierno que tome cartas en el asunto y haga todo lo que esté en su poder para impedir la explotación de una gravera en esta zona tan vulnerable.”

“Desde IU-Podemos, estaremos vigilantes para ver si la empresa realiza las catas con arreglo a la normativa regional y municipal,” ha añadido la edil. “Sabemos que estas empresas suelen pasarse por el forro las normas municipales. Se piensan que con el permiso de la Junta es suficiente y no es así, tienen que cumplir las normas municipales que emanan del RUCyL.”

La zona en la que se localiza el permiso, “El Mullerón” nº 251 es colindante a la zona donde se está desarrollando actualmente la explotación “Fuentes del Duero Fase V” n.º 452-453-454 y donde se está tramitando la nueva extracción de áridos “Fuentes de Duero” n.º 333.

“Toda esta actividad minera en la zona está suponiendo un efecto de degradación ambiental acumulativo de gran intensidad,” ha asegurado Velasco. “Esta zona presenta importantes valores paisajísticos y ambientales, los cuales están siendo intensamente alterados por las explotaciones mineras. En estas condiciones no es posible seguir permitiendo las explotaciones mineras en esta zona, porque las explotaciones en curso no respetan las prescripciones de la Declaración de Impacto Ambiental y no se están realizando las correspondientes actuaciones de restauración.”