Fecha: 23 agosto, 2021

Isidro Pérez, concejal de festejos, realiza una valoración de las próximas fiestas patronales en honor a la Virgen del Villar y que por segundo año estarán de nuevo protagonizadas por la pandemia con una apuesta por la cultura a través de conciertos para todos los públicos.

Con la vacunación a pleno rendimiento, 2021 no será el año en el que vuelvan las peñas a inundar las calles de Laguna de Duero con motivo de las fiestas patronales. Por segunda ocasión, los vecinos no podrán disfrutar de las celebraciones tal y como las conocían en una situación de prepandemia. Sin embargo, desde el Ayuntamiento de Laguna de Duero se ha llevado a cabo una programación alternativa pensando en esa nueva normalidad y en la vuelta de manera progresiva al desarrollo de actividades culturales y deportivas. Nos recibe el concejal de festejos, Isidro Pérez, para hacer un balance de la programación prevista.

¿Cómo afronta esta segunda cita con las patronales con la pandemia como protagonista?

Nuevamente serán unas fiestas marcadas por el Covid-19. Realizaremos una programación con vistas a incentivar la reactivación económica siempre bajo el prisma de la seguridad y los controles de aforo. Buscaremos que el municipio tenga algo de vida esos días cumpliendo siempre con todas las normas marcadas. Por ello hemos apostado por una programación musical para todos los públicos, festejos serios o teatro de calle. Todo ello saldrá adelante con controles de aforo y cumpliendo con los protocolos. En cuanto a las actividades infantiles, realizaremos aquello que se nos permita. En el caso del teatro de calle también se hará de manera acotada, ya que los eventos tanto musicales como taurinos serán en la Plaza de Toros.

¿Cuál es su valoración del programa?

Se trata de un programa que, a nivel musical y taurino, será de lo mejor de toda la provincia. Con respecto al resto de propuestas, todas se han adaptado a las circunstancias actuales, y de hecho hemos tenido que suspender buena parte del grueso de actividades que se realizaban otros años. En lo referente al pregón y a su suspensión, este quedará reducido a un acto institucional el día 7 de septiembre en un claro llamamiento a la cordura.

La actual situación ha obligado a suspender muchos eventos tradicionales, ¿no es así?

No ha sido fácil decidir suspender eventos con tanto arraigo como el día de las peñas o el pregón, con gran importancia en nuestro municipio y que son la esencia del pueblo. La concejalía de festejos este año ha hecho una apuesta importante por sacar adelante una programación adaptada a los tiempos de Covid-19, con un claro sentir cultural. También contaremos con algunas actividades deportivas, como la carrera pedestre Virgen del Villar y diversos torneos. A nivel organizativo lo que más tiempo nos ha llevado por previsión de afluencia de gente han sido tanto los eventos musicales como taurinos.

Segundo año sin encierros…

En efecto, por segundo año consecutivo tampoco habrá encierros, unos eventos que también cuentan con gran acogida entre los vecinos y visitantes. A día de hoy no está n permitidos, por lo que no se podrán desarrollar.

Tampoco las peñas podrán de nuevo abrir…

La apertura de las peñas no estará permitida, siguiendo los protocolos marcados por la Junta de Castilla y León. Velaremos por el correcto cumplimento de las normas gracias al dispositivo que llevarán a cabo los cuerpos de seguridad del municipio.

¿Habrá alguna novedad en la programación?

Por cuestión de protocolos y para evitar las aglomeraciones, las misas previstas en la ermita los días 7 y 8 de septiembre se van a llevar a cabo en la iglesia de Nuestra Sra. De la Asunción. Lo que sí se mantendrá en la ermita serán las novenas. Con esto buscamos que haya más amplitud de espacio para respetar las distancias de seguridad.

¿Ha habido contacto con la asociación de peñas para el desarrollo del programa?

Hemos tenido un contacto directo con el presidente de la asociación, pero visto que las peñas no van a poder desarrollar su actividad, no van a realizar nada y no se han incluido propuestas pensadas para ellas.

En relación al presupuesto, ¿de qué manera va a afectar la suspensión de gran parte de actividades al coste de las fiestas?

Las fiestas se van a reducir en costes sobre un 60%. En 2019 el presupuesto rondó los 350.000 euros, y este año ejecutaremos un 40%-50% del presupuesto, aunque aún hay cosas por incluir. Todo el sobrante irá destinado a inversiones o necesidades para el municipio, como ya se hizo el año pasado

Segundo año al frente de la concejalía y segundas fiestas con el Covid-19 de por medio. Imaginamos que no habrá sido fácil…

Para mí es duro que por segundo año consecutivo tengamos que vivir estas circunstancias. Lo único que quiero este año es que, con lo poco que se puede desarrollar, la gente sea consciente de dónde estamos y dónde queremos ir. Tengo mucha fuerza e ilusión por que el año que viene podamos celebrar las fiestas tal y como las hemos conocido. Les pido a los vecinos que miren lo que hemos pasado y piensen en la gente que nos falta. No es ninguna broma lo que estamos viviendo y debemos remar todos en la misma dirección para que más pronto que tarde podamos volver a juntarnos.