Fecha: 28 diciembre, 2021

Tras cuatro años al frente del Atlético Lince Hyunday, la entrenadora del equipo de mayor categoría del fútbol lagunero nos cuenta sus sensaciones en el arranque de temporada

Isabel Aparicio, entrenadora del equipo femenino Atlético Lince Hyundai desde hace cuatro años y coordinadora de la división femenina (perteneciente al Club Deportivo Atlético de Laguna), consiguió la temporada pasada el ascenso a ‘Primera Nacional’ tras terminar la liga invictas en una temporada calificada como “impresionante” por la directiva del club.

La primera toma de contacto con la categoría nacional ha sido difícil para las laguneras; después de la victoria en la primera jornada y pese a las buenas actuaciones, no han conseguido mantener cerrar los partidos. Sin embargo, la entrenadora de ‘las linces’ valora positivamente el comienzo: “Estoy muy contenta, deberíamos haber sumado más puntos y le hemos plantado cara a todos los equipos”.

Además de ser su debut en esta categoría, el Atlético Lince tiene una media de edad de tan solo 16 años. Esto las convierte en el equipo más joven de la liga, con varias chicas de categorías inferiores. También son “el único club que no paga un salario a ninguna de sus jugadoras”, por lo que es difícil mantener a las mejores futbolistas.

Isabel Aparicio recalca que “el grupo V es el más complicado de Primera Nacional, con equipos más veteranos en todos los aspectos”. La exigencia física, además, se ha materializado en forma de lesiones. Además, la baja de cuatro jugadoras que se han ido a Estados Unidos ha provocado que la plantilla no coja el ritmo del año pasado pese a los nuevos fichajes. Las claves de las laguneras para la segunda vuelta son: el entrenamiento continuo durante navidades, la confianza en el buen nivel de las chicas del equipo B y la ayuda de la afición.

Isabel Aparicio también hizo un llamamiento a los aficionados de Laguna: “Aunque este año se cobre entrada por el cambio de categoría, animo a la gente a que venga a ver el nivel de las chicas, les va a sorprender”. Si algo han demostrado durante estos años es que las chicas del Atlético Lince no se rinden y lucharán por mantener la categoría aunque tengan que remar a contracorriente.