Fecha

Los voluntarios de Protección Civil explican que “se han sentido dolidos” por algunas opiniones vertidas y recuerdan que “no buscamos nada, solo queremos seguir haciendo el trabajo por el cual nos hicimos voluntarios”

Los 23 voluntarios de Protección Civil de Laguna de Duero han publicado este lunes un comunicado explicando los motivos por los que “se han sentido dolidos” por algunas opiniones vertidas por algunos vecinos, así como por la insistencia de las llamadas recibidas para saludar en algunas viviendas o zonas. En primer lugar, los voluntarios dejan claro que llevan más de tres semanas sometidos a un gran trabajo físico y mental, el cual realizan de manera completamente altruista.

En este sentido, destacan que entre las actividades que realizan día a día se encuentran “la entrega de medicamentos a 500 pacientes crónicos de toda la provincia”, la desinfección periódica de 50 puntos de concurrencia de personas, el reparto de material sanitario en las residencias de Laguna y Boecillo en colaboración con la gerencia de Servicios Sociales o la colaboración con la Gerencia de Emergencias Sanitarias”. Entre sus tareas también destacan la campaña “de información y concienciación a través de megafonía portatil, el reparto de mascarillas y pantallas realizadas por voluntarios y la colaboración con la Agencia de Protección Civil en labores logísticas de material en el puesto instalado en la Feria de Muestras de la capital”.

Tal y como apuntan, pese a su carga de trabajo, y sabiendo la difícil situación que están pasando los vecinos confinados en sus casas, “quisimos, de alguna forma, a través de las sirenas y las luces de nuestros coches, unirnos a vuestros aplausos durante la ovación de las 20:00 horas, sin más pretensión que acompañaros” en este momento.

Sin embargo, los voluntarios señalan que, a raíz de este gesto, “ha habido una actitud por parte de algunos vecinos y vecinas, con insistentes llamadas y comentarios desafortunados por las redes sociales”, que les han hecho “sentirse muy dolidos”. Algunas de estas críticas se referían a los puntos por donde los voluntarios pasaban a saludar a los vecinos. “En ningún momento hemos determinado ser injustos con el recorrido que hemos hecho durante días para daros ánimos. En ocasiones, junto con la Policía Local, nos hemos dividido para abarcar el mayor núcleo de población posible y que nadie se viera infortunado por nuestras decisiones”.

“Hay algunos que han llegado a decir, literalmente, que hemos pasado por las casas de los concejales, y, sinceramente, que pregunten a los vecinos del alcalde, por ejemplo, cuántas veces han oído las sirenas o visto las luces de protección civil”, señalan. “Hemos intentado abarcar lo inabarcable, llegando a recibir hasta 60 llamadas al día diciéndonos de pasar por determinados puntos. Es inviable para nosotros hacer felices a todos llegando hasta a grabar un vídeo para que le llegue a todos los niños y niñas la felicitación de su cumpleaños por parte de Protección Civil”.

“De verdad, no buscamos nada. No queremos nada. Queremos seguir haciendo el trabajo por el cual nos hicimos voluntarios. No pretendemos hacer daño a absolutamente nadie con los itinerarios que trabajamos y diseñamos los días que podemos, porque tenemos tiempo y no otras cosas que hacer simultáneamente. Pero, desde luego, no vamos a permitir que existan personas que nos pongan en un compromiso y digan que solo salimos a las 20:00 horas del día para recibir aplausos o que no hacemos lo que altruistamente sentimos que tenemos que hacer”, concluyen.