Fecha: 25 enero, 2017

Laguna, junto al resto de los municipios del alfoz vallisoletano, trabaja sobre el borrador del nuevo convenio de depuración, que entrará en vigor a partir de julio, fecha en que cambiará el sistema de gestión del ciclo hidráulico en la capital

Laguna de Duero colaborará, junto al resto de los municipios del alfoz, en la elaboración de un borrador del nuevo convenio de depuración de aguas en la EDAR de Valladolid. La decisión ha sido acordada este miércoles, durante la reunión celebrada por los representantes del Ayuntamiento de la capital y de Laguna, Zaratán, Simancas, Arroyo de la Encomienda y La Cistérniga. Tal y como se ha anunciado, el convenio entrará en vigor a partir del 1 de julio, cuando está previsto que el Consistorio de la capital modifique el sistema de gestión del ciclo del agua.

Según ha explicado la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad de Valladolid, María Sánchez, «se ha acordado que los cinco municipios elaboren propuestas para el borrador, con la idea de que no tengan que pagar ni un euro más ni un euro menos del agua que depuren». La edil se ha dado un plazo de dos a tres semanas para presentar las propuestas.

Por su parte, el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente de Laguna de Duero, Francisco Barbillo, ha avanzado que el próximo lunes ya está programada una reunión con el resto de Ayuntamientos. «A priori todos estamos de acuerdo en una cosa clara: vamos a basarnos en los costes reales de la depuración a la hora de desarrollar este nuevo convenio», afirma Barbillo, quien adelanta que la labor del Ayuntamiento de la capital será la de «recopilar toda la información acerca de gastos y volúmenes».

Continúa la negociación en torno a los importes que reclama la capital

Laguna de Duero y Zaratán son los únicos municipios conectados, por el momento, a la red de depuración de la capital. En el caso de Laguna, los acuerdos del convenio firmado en 2009 han sido considerados como «injustos» por parte del actual gobierno local, que considera que «los vecinos de Laguna no pueden pagar dos o tres veces más que los de la capital».

Después de que la pasada semana el Ayuntamiento de Laguna anunciase su intención de retrasar el pago del coste de depuración de parte de 2015 y 2016 hasta pactar un precio más justo, las negociaciones continúan en la misma línea. Desde el Ayuntamiento de Valladolid se insiste en que «el convenio sigue vigente» y se incide en que esperan que se aporte la cantidad necesaria para que la capital no tenga que «pagar por depurar el agua» a otros municipios.

El Ayuntamiento de Laguna mantiene su postura a la espera que el Consistorio de la capital revise «cómo pueden reducirse estos gastos» sin perjudicar a sus arcas municipales.