Fecha: 19 junio, 2014

Entre la ilusión del arranque de un proyecto que ha costado meses gestionar y la inquietud por unos roces vecinales que considera injustificados, el presidente de la primera fase de Torrelago ofrece el punto de vista de las comunidades de Torrelago sobre el proyecto Cityfied.

¿Por qué considera necesario este proyecto?

Es necesario por el ahorro: actualmente el gasto energético es de 400.000 euros al año y se estima que en 2017 será de 235.000 incluyendo la subida del IPC y habiendo amortizado las nuevas calderas. Para entonces será obligatorio tener contadores individuales en las viviendas y es obvio que necesitamos una remodelación: gastamos unos 15.000 euros al año en reparar fisuras de las fachadas. Una inspección del ITE sería muy complicada de pasar y esto generaría más gastos.

¿Qué papel han desempeñado las comunidades de vecinos en todo el proceso del proyecto?

Además de conseguir el plan, hemos tenido reuniones casi diarias durante todo el verano con Cartif. Hemos trabajado mucho y, en la parte informativa, nos hemos citado con los presidentes de cada bloque y los vecinos interesados hasta dos veces al mes.
A pesar de ello hay algunos vecinos que les acusan de falta de transparencia… Esas acusaciones no tienen lógica. Ha habido transparencia desde el principio, lo que hay es desinformación intencionada. Quienes se oponen al proyecto ni han acudido a las reuniones ni a las secretarías de la comunidad para informarse.

Entonces, ¿cómo justifica esa indignación?

Las comunidades no encuentran justificación a esta oposición. Hemos tratado de informar a través de los presidentes, a través de carteles aclaratorios… pero hay quien pretende manipular la verdad y desinformar. Además, en nuestra fase solo 12 vecinos pretenden paralizar las obras frente a 567 vecinos que respaldaron en su día el mismo. Una minoría no puede imponerse de esta manera.

¿Podrían llegar a impugnar el proyecto?

Pueden solicitar una junta extraordinaria, pero necesitan el 25% de los vecinos a favor. La impugnación solo podría hacerse por vía judicial, pero es complicado. Pretenden que la comunidad lo paralice a coste de todos y es una irresponsabilidad. Están muy equivocados y nos han llegado a amenazar, pero el tiempo nos dará la razón.