Tras jubilarse, el lagunero presenta su primera obra, ‘La primera morada’, un relato místico lleno de aventuras, al tiempo que prepara el lanzamiento de más trabajos

Después de pasar su adolescencia en Francia y casi cuatro décadas patrullando las calles pocos imaginarían que la verdadera pasión de Francisco Martín Aldehuelo (Peñaparda, Salamanca, 1951) aparecería en su vida con tanta fuerza con la llegada de su jubilación. Precisamente un año antes de dejar su puesto en la Policía Municipal de la capital vallisoletana este lagunero de adopción comenzó, casi entre bromas, a proyectar las historias que tanto tiempo habían rondado su cabeza.

El resultado se condensaría, en apenas tres meses, en el boceto original de ‘La primera morada’, una mística novela que recuerda a la literatura anglosajona y que nos traslada a un particular universo de fantasía. “Es un poco rocambolesco que un policía acabe siendo escritor”, afirma Martín Aldehuelo, quien confiesa que comenzó escribiendo un relato sobre un suceso que le ocurrió en la infancia, cuando se encontró cara a cara con una loba. “Empecé a sumergirme y a crear personajes, y descubrí que esto era lo que me gustaba, aunque nunca había pensado en escribir de forma seria”, afirma.

A pesar del poco tiempo que le llevó a construir la compleja historia de ‘La primera morada’, la obra ha tardado dos años en ver la luz. “Hay mucho trabajo, y a veces dificultades editoriales detrás”, apunta el escritor, quien se muestra satisfecho con la firma que ha publicado su obra, habida cuenta de las dificultades que entraña llegar al público sin ser conocido o consagrado. “Si no tienes nombre no es que sea difícil encontrar quién te publique, es que directamente es imposible, por muy buenas historias que tengas”, lamenta.

Concretamente, ‘La primera morada’ es una novela fantástica que nos traslada a la historia de un puñado de antepasados que, empujados por el acoso de los clanes rivales, se ven obligados a refugiarse en una recóndita caverna con pinturas rupestres que esconden presagios y advertencias de los viejos dioses. A través de la voz de su protagonista, un joven cazador llamado ‘Cascabeles’, la obra nos permite adentrarnos en un mundo distópico que conjuga misterio, magia, amor, pasión, ambición, odio y celos. “Siempre me ha gustado la literatura anglosajona, aunque mi trabajo es más realista”, afirma Martín Aldehuelo, quien se ha inspirado en el noroeste de España para ubicar esta ficción, cuya primera edición cuenta con 2.000 ejemplares.

“Mi objetivo es darme a conocer en Valladolid y su entorno y que la historia deje un buen sabor de boca”, afirma el autor, quien avanza que tiene ya otras cuatro novelas prácticamente cerradas. Una de ellas, que será próximamente publicada, tiene tintes policíacos y, desarrollada en ubicaciones como Valladolid o Laguna de Duero, versará sobre el conflicto catalán. “Para escribirla he bebido de las fuentes de mi trabajo, y en ella quería mostrar la diversidad de opiniones que existe al respecto de este tema”, señala el escritor.

Por el momento, ‘La primera morada’ está ya disponible en cualquier librería de Laguna y de la capital, y próximamente se podrá adquirir también en La Casa del Libro. Otra forma de conseguir ejemplares es a través del propio autor, que da a conocer todos los detalles sobre sus trabajos en sus páginas de Facebook ‘La primera morada’ o ‘F.M.Aldehuelo’. Con cuatro novelas escritas y por publicar, la llegada de nuevas obras está garantizada en el caso de este prolífico y novel autor.