Fecha: 26 noviembre, 2015

El cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso presenta en Laguna la alternativa política liderada por Albert Rivera

Laguna de Duero acogió este jueves un acto de campaña de Ciudadanos que sirvió para que el número uno al Congreso por Valladolid, Francisco Igea, expusiera el proyecto electoral del partido naranja ante los comicios del 20 de diciembre. Lo hizo en la Casa de las Artes, donde fue recibido por el portavoz y edil de Ciudadanos en Laguna de Duero, Tomás Álvarez, y donde además contó con la presencia de Pilar Vicente, portavoz del partido en la Diputación.

Igea se declaró «optimista e ilusionado» de cara a la próxima cita con las urnas. «Las encuestas son favorables, pero además la respuesta en la calle ha sido muy buena y hay mucha expectación», afirma el candidato, quien cree que «la alternativa está en nosotros: estamos nosotros y después el resto». Desde Ciudadanos se considera que la presencia de Albert Rivera a la capital el próximo 14 de diciembre será significativa. «Su pasada visita fue espectacular, atrajó a mil personas y más de la mitad eran menores de treinta». Su objetivo es movilizar el voto, «pues es vital y es una señal de la ilusión de la gente».

Su mensaje para el PP es directo: «Ser antiguo no significa tener experiencia. Una cosa es España en serio y otra es España en triste». Mientras tanto, y preguntado acerca del caso Presencio, Igea es aún más rotundo: «Como dijo Carlos V, nosotros no hacemos la guerra contra los muertos».

En sus propuestas ofrecen «la posibilidad de mirarnos en el espejo más favorable», y como objetivo se proponen que «como nación más antigua de Europa pasemos a ser parte de las más modernas». Esto incluye «instituciones fuertes e independientes, un pacto por la educación, luchar contra la precariedad en el empleo, una economía abierta e innovadora y combatir la corrupción».

Países como Dinamarca siguen siendo su ejemplo en diversos aspectos, y por ello no fue ajeno durante el acto el tema de la reforma constitucional para cambiar la administración. Según Francisco Igea, «en Castilla y León van a desaparecer muchos pueblos, necesitamos políticas distintas que deriven en Ayuntamientos grandes, servicios eficaces y empleo en los pueblos». Preguntado acerca de las Diputaciones, el cabeza de lista considera que deben suprimirse «puesto que gastan demasiado en mantenerse a sí mismas y son un nido de corrupción y favoritismos». «Somos un proyecto de regeneración creíble y posible», asegura Igea, quien, de confirmarse los sondeos, ocuparía un escaño de diputado en la Cámara Baja.