Fecha: 3 octubre, 2014

La Agencia Funeraria Castellana S.A., Carburos Metálicos y el Ayuntamiento firman el convenio que posibilitará finalmente la construcción de las instalaciones en una parcela contigua al cementerio municipal

Tras dos años de negociaciones ya existe un convenio que posibilite la construcción del tanatorio en Laguna. Ayuntamiento, Carburos Metálicos y la empresa interesada en el complejo, Agencia Funeraria Castellana S.A., han firmado este mismo jueves el documento que hará posible la instalación del mismo en una parcela contigua al cementerio municipal, quedando atrás los problemas que se generaron ante la posibilidad de su construcción junto a zonas residenciales. El alcalde de Laguna, Luis Minguela, ha resaltado «la importancia de este acuerdo, que supone el inicio de un proyecto que dotará a Laguna de un nuevo servicio tan sensible como es un tanatorio».

Negociaciones hasta la fecha

Los pasos para llegar al acuerdo comenzaron en octubre del 2012, cuando el equipo de gobierno aprobó la suspensión del otorgamiento de licencias urbanísticas, principalmente las que permitían la instalación de tanatorios en el suelo urbano o próximo a viviendas. De esta forma se solucionó el problema con los vecinos de la Plaza de las Comunidades, colindante con la parcela que en principio y de forma legal había sido elegida por la empresa para la construcción del tanatorio.

Según fuentes del Ayuntamiento, desde ese momento han transcurrido «dos años de intensas negociaciones» para que pueda llegarse a este acuerdo sin que ello perturbe la vida diaria de ningún vecino a través de las «soluciones aportadas por el equipo de gobierno, que han mantenido informados en todo momento a los vecinos afectados de la zona en la que se iba a instalar el tanatorio en un primer momento». Desde el Consistorio se ha destacado que «se modificó el PGOU del 2011, que permitía la instalación del tanatorio junto a dicha zona residencial, como consecuencia del compromiso del equipo de gobierno con los vecinos del sector 11 La Arboleda», y que después de que la Agencia Funeraria Castellana S.A. presentara un desglose de gastos de 230.153 euros que consideraba indemnizables por el cambio, el acuerdo actual ha permitido llegar a soluciones sin que el consistorio haya tenido que pagar nada.

Por otro lado, aún quedaba un último escollo a la hora de obtener el permiso de construcción: el servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta bloqueaba la construcción en 2013 al emitir un informe en el que entendía que la Avenida de Madrid estaba considerada como Cañada y debían respetarse los 75 metros de ancho a su alrededor a la hora de edificar. Sin embargo, este diario se hacía eco del informe del 1 de abril de este año, cuando el mismo ente administrativo dejaba vía libre a la construcción del tanatorio al aceptar distintas peticiones para que la vía fuese considerada Vereda y no Cañada. Tras todos estos pasos este convenio, firmado este mismo jueves, permite comenzar con los trámites administrativos para la ejecución de las obras del que será el nuevo tanatorio de Laguna.