Fecha: 10 julio, 2015

El fuego, que ha durado algo más de una hora y previsiblemente se ha originado por las altas temperaturas, ha afectado un total de cuatro hectáreas de varias parcelas colindantes. En su extinción han trabajado dos motobombas y un helicóptero, mientras que dos dotaciones de bomberos han refrescado el terreno para evitar más complicaciones.

Eran alrededor de las 14:00 horas de este viernes cuando las alarmas saltaban en la zona de la Ermita, donde se desataba un incendio que ha terminado afectando a algunas parcelas colindantes. Hasta el lugar se han desplazado dos motobombas y un helicóptero -el cual ha repostado agua en el lago en sucesivas ocasiones para vertirla sobre las llamas- con el objetivo de controlar el foco principal. Agentes de Medio Ambiente han logrado, pasadas las 15:00 horas, extinguir por completo el foco de las llamas.

Se cree que estas, que han devorado cuatro hectáreas de terreno, se han originado con motivo de las altas temperaturas en una parcela y por efecto del viento este ha avanzado hasta los depósitos cercanos a la Ermita. En la evolución del incendio dos vecinos han sido desalojados de su vivienda al correr esta peligro por la cercanía de las llamas. Dos dotaciones de bomberos de la Diputación de Valladolid se han desplazado hasta la zona para refrescar el terreno y evitar cualquier posibilidad de que este se reavive.

Algunas de las fotografías han sido cedidas por Jorge López