Fecha: 10 febrero, 2015

El conjunto masculino se supera en las dos últimas jornadas alejando los fantasmas de la derrota, mientras que las chicas de A Ciencia Cierta no pudieron contra el Tierno Galván pero se impusieron ante Maristas bajo las inclemencias climáticas

Extealde dice adiós a la mala racha con la que cerró y empezó el año y deja claro que luchará por alejarse de los puestos de descenso. El mes de febrero empezó bien para el conjunto masculino, que se enfrentó con el Cigales en un emocionante partido en el que peleó para adelantarse en la tabla. El desequilibrio se hizo ver desde el minuto uno, al no disponer los cigaleños de más de 7 jugadores fuera de casa. Los chicos de azul resolvieron con canastas de todos los colores. Después de la mala racha los triples volvieron a verse en la cancha, aprovechando la superioridad numérica y la buena forma. A pesar de que el Cigales peleó duro por igualar el resultado, Extealde sacó provecho a su ventaja y se llevó el partido. Los de azul repetirían hazaña en la pasada jornada contra La Enseñanza-MCB, rival directo en su lucha contra el descenso. Extealde logró aventajarse con buen juego y a pesar de sufrir duros contraataques se llevó la victoria confiado con un 54-64 bien trabajado.

El conjunto femenino, sin embargo, no pudo en la primera jornada de febrero contra el Tierno Galván. El partido comenzó con posibilidades de ganar, aunque se vieron truncadas por la falta de jugadoras de A Ciencia Cierta. El cansancio y el desánimo hizo que, poco a poco, dejasen escapar una victoria asequible y el resultado final fue 64-27. Por otro lado, en la última jornada cambiaron las tornas para las chicas de Extealde, que cosecharon una brillante victoria frente al Maristas Centro Cultural Vallisoletano por 30-33. El rival a batir fue, en este caso y para ambos equipos, el temporal de frío, que causó estragos al jugarse en campo abierto. Se abre una nueva etapa para ambos conjuntos, que aún tienen mucho que decir y están dispuestos a subir puestos en la tabla.