Fecha: 26 febrero, 2016

El Centro de Personas Mayores se llenó por completo este viernes con motivo de la entrega del homenaje a los oficios del ayer, que recayó sobre la lagunera Esperanza Díez García. También se entregaron regalos a los organizadores de los Juegos del Ayer, mientras que la A.C. Banda de Música cerró el evento con su actuación

Este viernes comenzaron en Laguna las celebraciones relacionadas con el Día de la Vieja. El Centro de Personas Mayores se llenó hasta la bandera para la entrega del premio homenaje a los oficios del ayer, que en esta edición fue a parar a Esperanza Díez García por su dedicación como bordadora. Centenares de personas, así como representantes de todos los grupos municipales, presenciaron un evento que sirvió para poner en relieve un oficio tan antiguo como laborioso.

Como en anteriores ediciones, José Cantero se encargó de entrevistar a la galardonada, quien, aunque nacida en Peñafiel, ha pasado los 72 años de su vida en Laguna de Duero. «Ya de muy joven, en el colegio, aprendí a tejer y a bordar», relató Esperanza Diez, quien no tardaría en convertirse en maestra bordadora y enseñar a otras jóvenes el oficio. Sus viajes en autobús a la capital para entregar las labores de mantelería o los recuerdos de cuando las vacas y los caballos pastaban junto al lago fueron algunas de las anécdotas que, sin duda, trajeron imágenes a la memoria de los asistentes.

El alcalde, Román Rodríguez, y la concejala de Cultura, Lucía Castro, fueron los encargados de entregar la placa y el ramo a la bordadora lagunera, que recordó los bailes populares con los que antaño se celebraba el Día de la Vieja e invitó a todos los laguneros a participar de esta fiesta tan particular en Laguna. Por último, se hizo entrega de regalos a los organizadores y participantes de los Juegos del Ayer -que consistió en un ajedrez de cristal en referencia a estos juegos tradicionales- y el acto concluyó con la actuación de la A.C. Banda de Música, que deleitó a los asistentes con sus pasodobles.