Fecha: 28 octubre, 2021

La lagunera Sara Domínguez abre las puertas de una clínica donde no solo se garantiza un tratamiento efectivo, sino que se analiza cada caso poniendo el foco en la prevención para evitar dolencias y lesiones

Desde octubre, Laguna de Duero cuenta con ENFEL Fisioterapia, una nueva clínica ubicada en la Plaza de la Iglesia donde se apuesta por una atención personalizada con la prevención como principal filosofía. La lagunera Sara Domínguez está al frente de unas amplias y completas instalaciones con todo tipo de equipamientos, cumpliendo con un proyecto emprendedor que servirá para prestar un abanico entero de servicios.

Experta en patologías neurodegenerativas y en traumatología, Domínguez cuenta con una amplia experiencia en distintos campos de la fisioterapia. Esta sólida base formativa le permite abordar casos clínicos de todo tipo, desde las lesiones deportivas a los dolores musculares o articulatorios pasando por la reumatología o los atrapamientos nerviosos. A ello se añade el tratamiento de la mandíbula o craneal, el respiratorio, así como el de las cicatrices o el abordaje de problemas de gases y estreñimiento. “A menudo desconocemos todos los ámbitos en los que la fisioterapia puede ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida”, señala la lagunera, quien cree que “cada vez tenemos más herramientas a nuestro alcance para mejorar nuestro bienestar”.

Si algo diferencia a ENFEL Fisioterapia es la fijación por ofrecer un trato personalizado y adecuado a cada caso para educar y prevenir al paciente y evitar así futuras dolencias y lesiones. “Siempre intento analizar el origen de los problemas para poder influir en los hábitos de vida del paciente buscando una mejora”, afirma Domínguez, quien considera que “informar y explicar al paciente el tratamiento es clave, al igual que negociar con cada uno de ellos sus objetivos para adecuarnos a cada caso, pues cada uno tiene sus propias metas en su día a día”.