Fecha: 11 junio, 2015

Pese a las reticencias de IL, los socialistas insisten en votar a su candidato y aseguran que están dispuestos a compartir el gobierno municipal. Ambos partidos están emplazados este viernes a una última y definitiva reunión

«No estamos por un pacto anti-PP, sino por que el Ayuntamiento sea gobernable. Si puede ser con gente de la izquierda bien, pero si empiezan a poner pegas y a achacarnos los años que llevamos con el PP no podemos seguir. Te dicen una cosa y a las dos horas te dicen otra. Al final pierdes la confianza en ellos». Con estas palabras, el candidato independiente, Román Rodríguez, dio prácticamente por rotas la tarde de este jueves las negociaciones con el PSOE de cara a la elección de nuevo alcalde.

«Desde el primer momento hemos sido claros», añade Rodríguez. «Hemos escuchado a la gente de Laguna de Duero, luchando por que hubiera un cambio que ha quedado reflejado en las urnas, y otros partidos también querían el cambio, pero luego a la hora de la verdad parece ser que ese cambio no existe, todos dicen que quieren un cambio, pero a la vez todos quieren gobernar».

Según afirman desde IL, las negociaciones comenzaron el sábado, y entonces Biosca quería la alcaldía. «Las conversaciones en ese momento se cortaron, si bien el martes me la ofrecieron a mi», afirma Rodríguez, quien considera que «tiene que liderar el cambio en vista del resultado electoral». Según él, ya estaba prácticamente pactado el organigrama de concejalías cuando posteriormente le llamó Biosca «diciendo que le votarían para la investidura, pero que dudaban de entrar en el gobierno». «En estas circunstancias, con mis cinco concejales yo no puedo acceder a esto», sentencia.

Desde Independientes rechazan la opción de gobernar dos años cada uno de los candidatos. «Esto no ha cuajado en otros Ayuntamientos», afirma Rodríguez, quien asegura que «no es que desconfíe de Biosca, pero me crea muchas dudas».

Biosca: «Es cosa de sentarnos mañana y  cerrar pequeños flecos»

A pesar de las reticencias manifestadas por los independientes, los socialistas insisten en llegar a un acuerdo con IL para compartir un gobierno municipal presidido por Román Rodríguez. En palabras del líder socialista a Laguna al Día, » la asamblea primeramente y la ejecutiva por unanimidad decide entrar en el equipo de gobierno junto con Independientes en los términos que se cerraron en la tarde del miércoles». Según Biosca, «este acuerdo traerá una nueva forma de hacer las cosas en Laguna de Duero». Respecto a ese primer planteamiento que los socialistas presentaron a los independientes de una dualidad en la alcaldía por periodo de dos años, Biosca ha sido tajante diciendo que «solo Román será el alcalde del municipio».