Fecha: 30 septiembre, 2021

Los socialistas critican «falta de voluntad política a la hora de crear esta entidad tras dos años desde la aprobación de su puesta en marcha», mientras que el gobierno local afirma que «su constitución será una realidad en esta legislatura»

El PSOE de Laguna de Duero insistió una vez más, en el pleno ordinario de septiembre, celebrado el pasado martes, en la importancia de agilizar la puesta en marcha del Consejo Municipal de Deportes en la localidad. Los socialistas consideran que «el tema de las instalaciones deportivas, sus concesiones y su gestión, es un tema tabú para el gobierno local, y prueba de ello son los 24 meses que han pasado desde la aprobación de la creación de un Consejo Municipal de Deportes sin que se haya llevado a efecto y sin que este consejo requiera partida económica alguna para su creación».

«El deporte de Laguna sigue siendo un tema muy sensible de tratar en los plenos, especialmente para el grupo mayoritario del gobierno municipal», señalan los socialistas, quienes creen que existe «falta de voluntad política» para poner en marcha esta entidad. «El CMD pretender fomentar la colaboración entre todo tipo de entidades y clubes deportivos del municipio, y regular y acordar la escasez de espacios deportivos por la falta de inversión en este tipo de infraestructuras, que año a año niegan con sus votos PP y Cs en las Cortes, donde nuestros compañeros socialistas solicitan un nuevo polideportivo para Laguna desde 2016», apuntan.

En respuesta, desde el equipo de gobierno, el concejal de Deportes, Fernando Vara, explicó que «en marzo ya se envió un borrador a todos los clubes, y tras admitir sus alegaciones y sugerencias se volvió a enviar otro texto en junio. El borrador que regirá este Consejo Municipal de Deportes ya está en manos de los servicios jurídicos del Ayuntamiento para poder formalizarlo». «Si no se han avanzado más los plazos ha sido por no poder realizarse reuniones presenciales. No me atrevo a poner fecha pero sí que queremos que se constituya dentro de esta legislatura, porque estamos trabajando en ello y la voluntad política existe», afirmó Vara.

Por otro lado, la moción presentada por el PSOE para la participación de las Entidades Locales en los fondos Next Generation IU de los designados a la Junta se aprobó con el voto favorable de la mayoría de los grupos municipales. El grupo municipal agradeció el apoyo, aunque también denunció «la pérdida de subvenciones que el municipio sufre por la inactividad del equipo de gobierno».

En cuanto a la reciente celebración de las fiestas patronales, los socialistas se mostraron críticos «con que la inversión de más de 90.000 euros en conciertos se limitara a una asistencia final de menos de 3.000 personas», señalando que «ninguno de estos fue gratuito». También señalaron que «los 34.000 euros invertidos en las novilladas son un despilfarro» y reclamaron «que se convoque la comisión de fiestas y se tenga en cuenta a la juventud».

El concejal de Festejos, Isidro Pérez, se reafirmó en que «el balance final de las fiestas es satisfactorio, pues hemos cumplido los objetivos de garantizar la salud de los vecinos, dar una oferta de ocio e impulsar el municipio social y económicamente». «Los conciertos tenían coste para evitar masificaciones que podrían haber agudizado la pandemia, mientras que los precios no eran elevados para el ciudadano. Por supuesto siempre se ha citado y pedido opinión a la comisión de Fiestas, si bien este último año no se ha reunido por el Covid-19», señaló Pérez, quien incidió en que, en el plano taurino, «las novilladas son más económicas que las corridas» y que «los protocolos han funcionado, por lo que estamos muy satisfechos».

Los socialistas también preguntaron por el coste que supondrá al Ayuntamiento «la readmisión de una trabajadora municipal tras su despido ilegal», señalando «una nefasta política de personal» y cifrando «en más de 24.000 euros» esta suma. El concejal de Régimen Interno, Juan Carlos Rodríguez, señaló que «aún no se ha calculado el coste, si bien la sentencia estima parcialmente la demanda de la trabajadora y no pide la readmisión, sino que se respeten las condiciones del contrato, por lo que puede ser que el Consistorio no tenga que pagar nada». Rodríguez, además, señaló «la responsabilidad de la ex concejal de Servicios Sociales por haber realizado una contratación de un tipo que fue informada negativamente por parte de Recursos Humanos».

El PSOE también pidió información «sobre si se han tomado medidas tras la facturación errónea llevada a cabo en el Servicio de Ayuda a Domicilio», si bien el concejal de Acción Social, Fernando Vara, señaló que «no se ha abierto expediente a la empresa porque esta estaba prestando un servicio de buena calidad y entendimos que el problema estaba subsanado». En cuanto al servicio de bomberos prestado por la Diputación, los socialistas preguntaron por «la denuncia de escasez de efectivos llevada a cabo por sus trabajadores», así como «el coste que supondrá este servicio para los vecinos». El teniente de alcalde, Luis Minguela, señaló que «la Diputación está prestando un servicio de calidad, y no tenemos queja alguna, y hasta el momento no se ha facturado ninguna cantidad económica por el mismo».