Fecha: 2 marzo, 2014

Un cambio de última hora en la documentación hace que se demore el inicio de las obras, que estaba previsto para esta primavera.

Los vecinos de Torrelago tendrán que esperar para ver el comienzo de las obras del proyecto de eficiencia energética ‘Cityfied’. A pesar de que estas estaban previstas para mayo de este año, un cambio de última hora de ubicación en Lund (Suecia) ha obligado a cambiar la documentación y reenviarla a las autoridades europeas. Recordamos que el proyecto, que forma parte del VII Programa Marco y cuenta una financiación de cerca de 8 millones de euros de la Unión Europea, va a llevarse a cabo simultáneamente en tres lugares: Laguna de Duero, la ciudad sueca de Lund y la localidad turca de Soma.

Sin embargo, a pesar de este ajuste de última hora, la empresa tecnológica Cartif, que lidera el proyecto, ha asegurado que este seguirá adelante con normalidad y que en cuanto se firme el convenio se llevarán adelante las obras. Estas, como ya se conoce, serán efectuadas por un total de 18 empresas y abarcarán tanto el revestimiento de las fachadas con un aislante como la sustitución de la caldera de gas por una de biomasa. Con ello se pretende un ahorro energético del 50%, el cual servirá para pagar las obras y también repercutirá en el bolsillo de los vecinos, que aprobaron por mayoría la iniciativa en junio del pasado año.

El asunto del proyecto energético de Torrelago salió a debate durante el pleno del pasado martes en el Ayuntamiento, cuando la concejala de UP y D, Rocío Garrido, pidió al equipo de Gobierno mayor transparencia hacia los vecinos de Torrelago. En concreto, preguntó por el hipotético caso de insolvencia de alguna de las empresas adjudicatarias en la obra, y además inquirió “si la decisión de dar luz verde al proyecto no debería haberse tomado por unanimidad entre los propietarios y no por mayoría en las asambleas vecinales”.

En respuesta, el Equipo de Gobierno afirmó que la mayoría de los vecinos está de acuerdo con la reforma, y que “precisamente las asociaciones de vecinos son las que han impulsado todo”. Enrique Fernández, portavoz del Partido Popular y concejal delegado para el proyecto hizo hincapié en que el borrador del mismo está disponible para quien lo quiera consultar y que “si existen problemas a nivel vecinal deben resolverse dentro de las asambleas”. El concejal afirmó que el Gobierno “apoya y apoyará este proyecto hasta el final” ya que “es el resultado de una buena gestión y búsqueda por parte de los vecinos de Torrelago”.

Respecto al hipotético caso de la quiebra de alguna de las empresas, el Ayuntamiento ha querido recordar que existe un Fondo de Garantía de la Unión Europea que se haría cargo de cualquier contingencia financiera en caso de problemas. Además, afirma que las empresas participantes en este tipo de proyectos pasan por unos análisis financieros exhaustivos  para asegurar su solvencia y buen funcionamiento.

El proyecto, que fue aprobado en las asambleas vecinales por un total de 463 votos favorables, 82 en contra, 10 abstenciones y 1 voto nulo, contará con un presupuesto total de 16,5 millones de euros. La mitad de la inversión correrá a cuenta de la Unión Europea y la otra mitad será adelantada por la empresa Dalkia y será financiada a veinte años. Se espera que las obras comiencen lo antes posible, ya que su finalización está prevista a partir del 2017.