Fecha: 14 septiembre, 2015

El plan, presentado por la ETS de Arquitectura de Valladolid, pretende despertar el interés por la arquitectura en los niños y jóvenes.

 Este proyecto está diseñado  para promover la creatividad combinando la música y la formación plástica.  El propósito que se busca es el de despertar el interés por la arquitectura en los niños y jóvenes, como disciplina técnico-artística cercana a ellos que forme parte de sus opciones de vida profesional futura. La intervención educativa se realizará en dos semestres.  El primero irá dirigido al alumnado de 5 años y el segundo a 4º de primaria. Los talleres serán impartidos con la colaboración del grupo “Happening”.

“El descenso en el interés de los nuevos estudiantes universitarios por las carreras técnicas (Ingeniería y Arquitectura), principalmente por desconocimiento generalizado y falta de orientación hacia el amplio abanico de competencias y campos profesionales que les permitirá desarrollar, hace necesario el desarrollo de iniciativas para dar a conocer estas titulaciones, no solo en las etapas inmediatamente anteriores al acceso a la Universidad sino durante todo el transcurso de la vida escolar”- comentó Gemma Ramón Cueto, profesora de la ETS de Arquitectura de Valladolid – a los coordinadores del centro Pablo Guerra, Raquel Quesada, María Fernández y Jesús Palmero; asistentes a la presentación del proyecto.

“La educación temprana en conceptos arquitectónicos desarrolla en la persona capacidades que la hacen más creativa, independiente y más crítica con su entorno construido, por lo que la formación de la persona en esta disciplina no debería estar únicamente reservada al estudiante universitario. La sensibilidad y los valores culturales que la componen deberían integrarse en el proceso educativo de la persona desde los inicios. Una de las etapas fundamentales en el desarrollo de aptitudes y sensibilidades es incluso previa a la enseñanza obligatoria: la educación infantil. En esta etapa los niños expresan mediante actos creativos (dibujo, maquetas, etc.) sus emociones, sentimientos, etc. y estas capacidades muchas veces no son debidamente fomentadas, llegando incluso a desaparecer en etapas posteriores de su vida escolar.”