Fecha: 17 junio, 2014

Este programa buscará ayudar a los más necesitados del municipio gracias a su aportación de hortalizas ecológicas, cuyos huertos se encuentran localizados dentro de tres colegios públicos de la localidad.

Calabacines, lechugas, pimientos  o tomates, son parte de los productos hortícolas que a través del Programa Dual de Huertos Ecológicos, se buscarán dar salida para los más necesitados a través de Cáritas en Laguna de Duero.

Esta iniciativa arrancó en febrero, cuando se plantaron los primeros semilleros, aunque no ha sido hasta junio cuando se ha podido recoger parte de estas plantaciones. El proceso ha sido de lo más natural, pues se ha basado en un sistema tradicional donde se han evitado el uso de herbicidas u otros productos químicos. Las entregas de productos se irán haciendo de manera paulatina semanalmente, aunque todo dependerá de los riegos o la evolución de los huertos. En esta primera donación han sido un total de 5 kilos de lechugas y 5 kilos de pimientos, que irán en aumento en las próximas recolectas.

Esta idea tan solidaria surgió al poco de iniciarse este proyecto, tal y como nos cuenta la propia Leticia Mored -coordinadora del Programa Dual – : “nuestra idea en todo momento fue donar nuestros productos, buscando intentar ayudar en estos tiempos de crisis a los más desfavorecidos. Lo comentamos con la Concejalía al cargo y les pareció muy buena idea, por lo que desde ese momento  hemos intentado estar todos al 100% con este proyecto”.

Este programa Dual lo conforman 12 alumnos. Inés Aguado,  una de las alumnas e impulsora del proyecto afirma que “esta es una buena idea, sobre todo teniendo en cuenta la situación actual de muchas familias, ya que a través de estos huertos facilitamos en parte ese alimento para los más necesitados”.

Sobre el nacimiento de este Programas Dual, Tersa Villanueva, Concejala del Área de Desarrollo Local,   nos cuenta que “se buscó solicitar un programa de estas características al ECyL para llevar a cabo estos huertos ecológicos, que anteriormente se habían intentado llevar a cabo pero no fue posible. El Villar y el Abrojo cuentan actualmente con este proyecto aunque se buscará implantar  posteriormente en  el colegio de La Laguna y  el Miguel Hernández”.

Respecto a la idea de ayudar a los más necesitados, desde la Concejalía de Educación afirman que “surgió porque teníamos que recapacitar que hacer con todo lo que se cultivara,  y se pensó en dárselo a Cáritas . Finalmente se les concedió a ellos , puesto que  en Laguna de Duero hacen una labor muy importante para aquellas personas que se encuentran en esta situación y era una garantía de llegar a los que más lo necesitan ”.