Ambas agrupaciones presentaron una moción para proponer derogar el delito de injurias a la corona y reafirmar el compromiso con los valores republicanos

El pleno del mes de diciembre, celebrado durante la mañana de este jueves, derivó en un debate sobre la libertad de expresión y los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias a la Corona. Tanto Izquierda Unida-Laguna en Marcha como Laguna Sí Se Puede presentaron una moción para proponer “derogar el delito de injurias a la corona y reafirmar el compromiso con los valores republicanos y la democracia”.

En su expositivo, ambas agrupaciones criticaban que “el Código Penal ofrece más protección a la Casa Real que a cualquier otra institución o ciudadano” a través del delito de injurias a la Corona. “Se procesa a cómicos por sonarse los mocos con la bandera. ¿Qué habría que hacer con los que usan una toalla con la bandera de España para secarse en la playa?”, reflexionaban ambos partidos, los cuales planteaban “modificar los artículos del Código Penal que regulan los delitos de ofensa a los sentimientos religiosos e injurias contra la Corona, así como tramitar la Ley de Protección contra la libertad de expresión”.

Además, ambos grupos planteaban “instar al Gobierno y al Congreso de los Diputados a que se permita investigar en sede parlamentaria las acciones realizadas por Don Juan Carlos de Borbón desde 2014, momento en el que deja de ser inviolable jurídicamente, y sobre quien recaen indicios suficientes de delito”, así como “instar al Gobierno a convocar un referéndum de acuerdo a la Constitución para que los ciudadanos podamos decidir entre monarquía y república”.

La reacción no se hacía esperar desde el Partido Popular cuando su portavoz, Luis Minguela, increpaba a los ediles de IU y LSSP, a quienes instaba a quemar la bandera nacional en el pleno. “¿Cuál va a ser el siguiente paso que piensan dar ustedes? ¿Van a quemar nuestra bandera y van a decir que no es un delito? Estamos en un Pleno. Hay una Constitución, unas leyes que hay que cumplir y respetar y no pasárselas por el arco de triunfo por unas ideas políticas.

Los populares, que junto con el equipo de gobierno votaron en contra de la urgencia de dicha moción, consideran que “esta propuesta es un paso más para proceder al ataque continuo que protagonizan contra los símbolos nacionales como son la bandera de España, nuestro himno nacional y la monarquía parlamentaria”. Consideran, de esta manera “una falta de respeto a la Corona el hecho de cuestionar a estas alturas la transición”, igual que “las últimas actuaciones que han desarrollado con sus ilegítimas salidas a la calle para instalar unas urnas que son la semilla de conflicto y ataque a nuestras instituciones y a los símbolos de España”, en referencia a la consulta republicana celebrada el pasado sábado 15 de diciembre en el municipio, impulsada por la asamblea ‘Laguna Decide’.