Fecha: 1 octubre, 2015

El equipo de gobierno alega que “se están tomando todas las medidas posibles para hacer efectivo el cobro”, y que se desconocen las causas por las que “presuntamente la tesorera no ejerció funciones que son ineludibles en su labor”.

El Partido Popular en Laguna de Duero critica la “mala gestión de Tomás-Biosca” – alcalde en funciones por la ausencia vacacional del primer edil- a la hora de llevar a cabo “las gestiones necesarias para el cobro de las nóminas de los empleados municipales”, algo que según los populares “ha significado un retraso injustificado del cobro de salarios de este mes”. El portavoz socialista y primer teniente alcalde se defiende de estas acusaciones alegando que “ni el alcalde ni yo teníamos conocimiento de que la tesorera se iba de vacaciones, pues no es algo que se tramite desde alcaldía”.

Biosca argumenta que está situación es consecuencia de “la mala relación entre la tesorera y el anterior equipo de gobierno con un proceso contencioso de por medio, sentencia que ha ganado -hacía mención a la devolución de fianzas, al tema del cobro de las piscinas, y también acerca de las dietas e indemnizaciones de los concejales- y que hemos tenido que asumir nosotros”. En relación a si debería haber un sustituto o no al cargo de la funcionaria, Biosca achaca al Partido Popular “el uso torticero se su mala gestión del funcionariado, cuando la actual suplente a efectos de la Junta hasta 2015, es la misma cuyo cese fue permitido sin ser notificado por Luis Minguela antes de las elecciones de mayo.

Desde el Consistorio aseguran que “se están tomando todas las medidas para que el pago se realice lo antes posible, ya que esto no se debe a ningún problema de carácter económico”. El primer edil Román Rodríguez, recientemente incorporado a su puesto, ya ha “tomado cartas en el asunto, incluso proponiendo al actual secretario para que ejerciera esta función” pero como se ha confirmado desde el propio colegio y la Junta de Castilla y León lo han denegado.

Los populares “culpabilizan de esta situación” al primer teniente alcalde Juan José Tomás-Biosca ante  lo que según ellos se trata de  “la falta de previsión del alcalde en funciones en esos días, no buscando un sustituto para la firma”. Desde la concejalía de Recursos Humanos, Juan Carlos Rodríguez afirma que se “está estudiando por qué no se ha cumplido presuntamente una de obligaciones ineludibles para esta funcionaria” como es el caso de la firma de las nóminas de los empleados públicos.

Rodríguez afirma que “este problema vino generado por el ex alcalde de Laguna de Duero, quien días antes de las elecciones -15 de Mayo- firmó un decreto que permitía delegar de su posición de sustituta de tesorería a una empleada municipal, que ya no puede ser obligada a ejercer estas funciones”. Biosca, alcalde en funciones el 27 de septiembre aclara que “a las 13:40 horas se bajaron de intervención a tesorería las nóminas para que la tesorera las firmara y las llevara al banco, por lo que esta antes de irse de periodo vacacional debería de haber llevado a cabo esta labor para no causar graves perjuicios a terceros”.

Por su parte, el Concejal de Hacienda, Álvaro Infante, ha declarado que “esta lamentable circunstancia ha sido provocada por la nefasta gestión que el Partido Popular, tanto el señor Luis Mariano Minguela, como el señor Fernández, han realizado en relación a la política de personal desde el primer día de la anterior legislatura”.

La nota de los populares se cierra aclarando que “el retraso se alargará hasta el día 5 ó 6 de octubre de 2015, repercutiendo muy negativamente en las economías familiares de una gran parte de los trabajadores municipales que perciben rentas más bajas” y concluye afirmando que «esta situación es fruto de la nueva gestión y los nuevos aires que ha inoculado el señor Tomás-Biosca y el PSOE en la gestión del Ayuntamiento de Laguna de Duero”.