Fecha: 13 octubre, 2021

Los populares apuntan que el “PSOE exige que los vecinos de la localidad que mantengan con sus propios medios el servicio” mientras que los socialistas recalcan como “se están gestionando de forma incorrecta los caudales públicos” en lo referente a esta materia.

 El Grupo Municipal del Partido Popular de Laguna de Duero manifiesta su “indignación ante la conducta incoherente, egoísta y desleal del Grupo Provincial del PSOE, uniéndose así al sentir del Grupo Municipal Popular de la Diputación”.

Los socialistas han denunciado ante el Consejo de Cuentas que “la Diputación de Valladolid está prestando el servicio de extinción de incendios en los municipios de más de 20.000 habitantes de la provincia: Laguna de Duero, Medina del Campo y Arroyo de la Encomienda, y reclaman por tanto que sean estos municipios los que costeen sus propios servicios” recalcan en un comunicado.

Además señalan como “el PSOE realiza esta denuncia en un acto de deslealtad institucional hacia la Diputación en el que cierran filas en torno a la política radical del Ayuntamiento de Valladolid que año a año incrementaba los costes de prestación de este servicio, siendo perfectamente conocedores de que los tres municipios están trabajando sobre la redacción de los correspondientes convenios. Ahora que la Diputación ha optado por proporcionar este servicios a los municipios y priorizar, como acostumbra a hacer, las necesidades de los vecinos sea cual sea su signo político, el PSOE ataca con una puñalada trapera realizando una denuncia sectaria ante el Consejo de Cuentas y alegando razones que poco le importaban durante la pasada legislatura cuando el PSOE formaba parte de los equipos de Gobierno de estos municipios afectados”.

Postura socialista

En el escrito difundido la semana pasada y relativa a este tema, los socialistas apelan a la función fiscalizadora que debe ejercer esta institución autonómica, por cuanto “puede existir una responsabilidad contable por parte de la Diputación de Valladolid, ya que se están gestionando de forma incorrecta los caudales públicos en lo referente al servicio de extinción de incendios”. Según resumen desde el PSOE, “o bien los municipios de más de 20.000 habitantes prestan el servicio de forma propia, o bien deberían suscribir un convenio con la Diputación y asumir los costes correspondientes. Pero la realidad es que se está dando el servicio sin ningún título habilitante que legitime esa prestación, ni percepción económica alguna”. “Instamos al Consejo de Cuentas a que haga una labor fiscalizadora de una gestión muy incorrecta”, señala Ferreira.