Fecha: 28 octubre, 2015

Las tasas e impuestos municipales se modifican «en favor de un sistema impositivo progresivo», según el equipo de gobierno. A excepción de la eliminación de la «retasa» de basuras, el PP no comparte la nueva tabla fiscal aprobada por la mayoría de la corporación

La tasa de basuras ya es historia en Laguna de Duero. Tal y como se venía avanzando, el Pleno reunido este martes la ha derogado por unanimidad, logrando el consenso de todos los grupos incluso aunque no todos los partidos llevasen esta propuesta en sus programas electorales. De esta manera desaparece una tasa que ha suscitado polémica -denominada «retasa» por quienes entendían que se cobraba doblemente- y que existía desde 1996.

La derogación se incluye dentro del paquete de modificaciones fiscales que ha presentado el equipo de gobierno, muchas de las cuales no han contado con el apoyo de todos los grupos, si bien todas ellas se han aprobado por mayoría. En concreto, se trata de unos cambios sustanciales que obedecen, según el gobierno local, «a un sistema más progresivo».

Según el concejal de Economía, Álvaro Infante, la tasa de basuras se deroga «porque no era ni proporcionada, ni justa ni progresiva, y no tenía en cuenta la capacidad de cada uno de los vecinos». En lo que respecta al IBI, el tipo de gravamen aumenta del 0,46% al 0,54% sobre la base liquidable, adaptando los valores catastrales al mercado actual. Aumentará, pues, progresivamente según la superficie y se bonificará a las de menor. Este punto se ha aprobado con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP.

En cuanto a la tasa por abastecimiento de aguas, las tarifas se mantendrán, aunque el recibo comenzará a ser trimestral -hasta el momento se pasaba cada cuatro meses- debido a la inminente incorporación de la tasa de depuración. Desde el equipo de gobierno se ha incidido en que «se aumenta el 30% la bonificación por familia numerosa y se estudiarán tarifas especiales». Esta revisión ha sido aprobada con la abstención del PP.

El impuesto sobre vehículos aumenta, y según las palabras del concejal de Economía, «pretendemos que quien más contamina pague más, gravando a los vehículos de mayor potencia». También lo hará el Impuesto sobre Actividades económicas, que según el concejal de Hacienda «afecta únicamente a grandes empresas y contará con bonificaciones». La tasa de vados y entrada de vehículos se incrementa, al igual que el precio de abono para las piscinas municipales, justificando esta última subida sobre la base de que «las tarifas estaban muy por debajo del coste del servicio». Sin embargo, se mantendrán las mismas bonificaciones. Por otro lado, las bonificaciones por plusvalía en el patrimonio se reducen y el vivero de empresas verá rebajado el precio de sus locales «para fomentar el emprendimiento de PYMES y autónomos».

Juan Carlos Rodríguez (IL): «Era una tasa muy difícil de regular y ha habido gran presión social»

Desde Independientes por Laguna, el edil Juan Carlos Rodríguez ha manifestado que «aunque no llevábamos en el programa la derogación de la tasa de basuras ha sido el momento de hacerlo, pues hay que aliviar la presión fiscal, es una tasa difícil de regular y además ha habido gran presión social para ello». El concejal afirma que uno de los problemas es «que no se ha incrementado el IBI progresivamente año a año».

Luis Minguela (PP): «Disfrazan tasas e impuestos y al final se va a pagar más»

Aunque el PP votó a favor de la derogación de la tasa de basuras, su portavoz, Luis Minguela, considera que la nueva tabla fiscal «es un atropello bajo el nombre de impuestos progresivos». Según los populares, «si con la tasa de basuras se recaudaban 500.000 euros, con esta revisión de impuestos y tasas ahora se recaudarán 700.000, aumentando aún más la presión fiscal». «La tasa de basuras no se puede introducir en el IBI», argumentó Minguela, quien esgrimió que este último gravamen aumentará una media de un 16% mientras que su gobierno lo mantuvo congelado. Por último, propuso que se lleven a cabo bonificaciones para empresas en el coste de depuración de agua.

Juan José Tomás-Biosca (PSOE): «Fuimos los primeros en oponernos a esta tasa por no ser progresiva»

El portavoz socialista rebatió a Luis Minguela las cifras de recaudación con este nuevo sistema fiscal, afirmando que «según los informes técnicos no vamos a aumentar la recaudación, sino que incluso vamos a recaudar aproximadamente 100.000 euros menos que con la tasa de basuras. A este respecto, recuerda que «el PSOE fue el primer partido que se opuso a esta por no ser progresiva. Cada ciudadano tiene que pagar en función de su capacidad económica».

 

Jesús Sáez (LSSP): «No es algo ideal, pero es un paso adelante»

Jesús Sáez habló en nombre de ‘Laguna Sí Se Puede’, agrupación que llevaba en su programa la derogación de la tasa de basuras, para afirmar que «es lógico que tras esta decisión haya una contrapartida en el IBI, y al ser proporcional al patrimonio es más justo que paguen más quienes más tienen».

Jesús Salamanca (IU-Laguna en Marcha): «Deberíamos gravar las viviendas vacías de Laguna»

Desde IU-Laguna en Marcha, Jesús Salamanca declaró que la retirada de la tasa de basuras «va a beneficiar a la gran mayoría de vecinos», si bien propone que se elabore un censo de viviendas vacías de particulares o bancos para que sean penalizadas impositivamente. También celebra que «se tenga en cuenta el IRPF para las bonificaciones y que se fraccione el cobro en la tasa de agua».