Fecha: 11 abril, 2014

A través del proyecto ‘De la mano de la princesa Kristina’, enmarcado en el programa Erasmus Plus, los alumnos del centro participarán en un intercambio con escolares del Risenga, un centro de la localidad noruega de Asker, con el fin de aprender inglés y empaparse culturalmente.

El IES María Moliner presentó, durante la tarde de este jueves, un proyecto de inmersión lingüística que permitirá a sus alumnos acercarse a la cultura noruega, potenciando nexos y logrando destacar dentro del programa Erasmus Plus. El proyecto, financiado por la Unión Europea, se desarrollará durante este curso escolar y el siguiente, y permitirá al María Moliner hermanarse con el Risenga Ungsomsskole, centro escolar de la localidad de Asker, ubicado a quince minutos de la capital noruega. Ambos institutos ya están organizando los cuatro viajes de que consta el intercambio de alumnos y profesores.

Precisamente uno de ellos ya se está desarrollando, y es la visita de dos profesoras del centro noruego a España: Annike Amundsen y Tonje Viel Jensen. Ambas docentes participaron en una mesa redonda en la que constó la presencia del alcalde de Laguna, Luis Minguela, así como el de la localidad de Covarrubias, Óscar Izcara, quien acudió a la cita de presentación desde Burgos junto con el presidente de la Fundación Princesa Kristina, Venancio Díaz-Guardamino.

La visita de los dos últimos se explica porque el proyecto de intercambio, denominado “De la mano de la princesa Kristina de Noruega”, se basa en un nexo histórico, a partir del cual se quiere revivir y consolidar la unión entre la región castellana y las tierras nórdicas. Hablamos de la llegada al reino de Castilla de la princesa Kristina, ocurrida durante el siglo XIII, y de su casamiento con Felipe, hermano de Alfonso X el Sabio.

En la presentación se esperaba también la presencia de la agregada cultural de la Embajada Noruega en España. Sin embargo, por motivos personales, finalmente no pudo acudir. La coordinadora del proyecto, la profesora Ana María de Cos, explicó todos los pormenores del intercambio a los más de cien padres, educadores y alumnos que presenciaron el acto en la Casa de las Artes. Explicó, junto a la directora del centro, Paz Benítez, que está previsto recibir a los alumnos noruegos en octubre, mientras que los laguneros podrían viajar a Noruega en torno a la fechas de semana santa del año próximo. Ambas docentes hicieron hincapié en que las visitas durarán diez días y que los alumnos optarán a las plazas por méritos académicos, nivel de esfuerzo y comportamiento y su participación en el blog que, entre todos, han diseñado para alimentar el proyecto de ideas y aportaciones.

Y es que, según los profesores, la participación es algo que sobra entre los alumnos: tanto españoles como noruegos llevan semanas colaborando en el intercambio de cartas y el diseño de algunos peculiares vídeos de presentación. Tal y como aclaró la docente noruega Annike Amundsen, la mitad de los 22 alumnos noruegos que vendrán en otoño estudian nuestra lengua, y por tanto hablan algo de español. En opinión de todos los profesores, la oportunidad para potenciar el aprendizaje a todos los niveles está servida.