Fecha

Centenares de vecinos participaron este domingo en un encuentro que volvió a servir para hacer un llamamiento al ocio saludable  

Ni las previsiones de lluvia ni la entrada del frío otoñal pudieron impedir este domingo la celebración de la Bicicletada Contra la Droga, que en su vigésimo segunda edición contó con cerca de 600 inscritos. Centenares de ciclistas de todas las condiciones y edades recorrieron las principales arterias de la localidad, trazando un recorrido que se vio alterado en vista de las condiciones meteorológicas, con lo que la marcha tuvo su final en el pabellón cubierto del polideportivo municipal.

Allí tendría lugar el reparto de las bolsas de avituallamiento, así como el sorteo de varios cascos y de una bicicleta, no sin que antes el ciclista lagunero Dani Cavia protagonizase la lectura del manifiesto de esta edición. En su expositivo, el deportista, de tan solo 17 años de edad, defendió los valores que le ha aportado el ciclismo a su vida, tales como “la disciplina, los hábitos saludables o el hecho de aprender a ser consecuente, estando enfocado en lo que te importa de verdad”, defendiendo este estilo de vida frente a prácticas nocivas como el uso de sustancias.

Además del alcalde, Román Rodríguez, y otros miembros de la corporación municipal, en el acto estuvo presente la concejal de Juventud, Estela Crespo, quien incidió en la intención de que “más que un día familiar en bicicleta se haga patente el discurso de que funcionamos sin drogas”. Desde el Ayuntamiento se retomó este año el uso del logotipo presente en las primeras ediciones de este encuentro, estando presente ‘Lagunatija’, la que será de nuevo la mascota oficial de esta actividad. En este sentido, Crespo recordó que “ya está aprobado por el pleno el plan municipal contra las drogas”, además de agradecer a todos los participantes su presencia, así como a la Policía Local y a Protección Civil su aportación a la organización del evento.