Fecha: 26 junio, 2016

Gracias a la experiencia de sus impulsores, que apuestan por la cercanía con sus alumnos a la hora de prestar un apoyo personalizado, el centro ha logrado rondar el 100% de aprobados

En la mayoría de casos el éxito en los resultados académicos depende, en gran medida, de las técnicas de estudio empleadas, la motivación y la comunicación con el profesorado. Con esta máxima nació, hace ya 14 años, el Centro de Estudios Pablo Picasso, que, dirigido por Natalia y Rafa, ha logrado optimizar resultados hasta lograr rondar el 100% de aprobados entre sus alumnos.

Sus impulsores, que cuentan con varias titulaciones universitarias -lo que les permite abarcar varios campos- y la experiencia de estos años en el municipio, defienden “la confianza, el apoyo, la motivación y la ilusión” como las herramientas para mejorar los resultados a través de la gestión del tiempo y las técnicas de estudio. En este centro familiar la enseñanza es personalizada, separando a los estudiantes por curso y edad, pues consideran que “no todos tienen las mismas necesidades, y así aprovechan las clases al 100%”.

En el Centro Pablo Picasso son especialistas en clases de apoyo y pruebas de acceso a Grado Medio, Grado Superior y acceso a la Universidad, así como en ‘Science’, la asignatura de ciencias naturales impartida en inglés en primaria. “Para muchos alumnos es un muro infranqueable encontrarse una asignatura en inglés, pero gracias a nuestra experiencia llegamos a obtener muy buenos resultados”, afirman.

Otro de los puntos fuertes del centro es su gabinete logopédico -el más antiguo en funcionamiento en nuestro municipio- a través del cual diagnostican, evalúan y tratan todos los trastornos del lenguaje oral y escrito. El Centro Pablo Picasso está adscrito al sistema de becas de la Junta de Castilla y León, que cubre a gran parte de sus alumnos de logopedia, si bien ofrece, además, el precio más competitivo de la provincia para los no becados.

“Los resultados son nuestro mejor aval”, afirman desde el centro, cuyos precios se mantienen igual que hace 14 años para todas y cada una de las clases ofertadas. “Sabemos cuál es la situación en la que nos encontramos y hemos tomado la medida de mantener precios populares”, afirman, avanzando que estos se mantendrán igual durante el próximo curso.

De cara a este verano ya se encuentra abierto el plazo de matrícula para los meses de julio y agosto -se ofrecen también quincenas-, periodo durante el cual se imparten clases de apoyo para preparar los exámenes de septiembre, clases de refuerzo para preparar el próximo curso, talleres de lectoescritura e inglés para infantil y primaria y preparación para pruebas de acceso a varias convocatorias. El centro, que está operativo prácticamente todo el año, abrirá posteriormente, a partir del 20 de septiembre, el plazo de matrícula para el próximo año. “Al pasar de un curso a otro los alumnos suelen encontrarse muchos problemas”, concluyen desde el centro, destacando que cualquier barrera puede superarse con “ilusión, trabajo y motivación”.