Fecha: 20 octubre, 2016

El distintivo, creado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, tiene como objetivo premiar a los colegios, que fomenten el aprendizaje de la salud en el ámbito educativo, así como la asunción de prácticas de vida saludable y una educación física que permita el adecuado desarrollo personal y social a lo largo de la escolarización de los alumnos. 

El Centro de Educación Infantil y Primaria “Nuestra Señora del Villar “tiene entre sus premisas la de conseguir que los escolares utilicen el deporte y las actividades físicas como vehículo excepcional para promover el desarrollo de hábitos saludables, algo que les ha llevado  a ser premiados con el distintivo «Sello Vida Saludable».

Dentro de la propuesta de desarrollo de estilos de vida activos y saludables entre los escolares- coordinado y desarrollado por los maestros especialistas en Educación Física del centro Jesús Díaz, Gustavo González, Jesús Palmero y Mario Velasco- se ha buscado ,curso tras curso, generar unos hábitos cotidianos de práctica de ejercicio físico saludable en el alumnado.

Para ello, pusieron en marcha, en el curso escolar 2014/2015, el proyecto “Navactívate”, desarrollado a lo largo de toda la etapa de Educación Primaria, desde primer hasta sexto curso, en diferentes fases. Así, se parte de una fase inicial de motivación grupal de tres semanas de duración (enganche) en la que se llevó a cabo un juego básico de pistas que llevan al alumno a descubrir su propio Estilo de Vida Activo (EVA). Una vez captada la atención inicial del alumno y de las familias,  pasamos a una segunda  fase donde se procedió a la detección inicial de alumnado sedentario, alumnos en el umbral del sedentarismo y alumnos activos. Para ello, y con ayuda de las nuevas tecnologías, tanto los alumnos como las familias completaron una serie de cuestionarios validados científicamente y relacionados con el número de horas que realizan actividad física a lo largo de una semana, comparando los resultados obtenidos con los propuestos por la Organización Mundial de la Salud. Dependiendo de los resultados obtenidos, y siempre en colaboración con el profesorado del centro y las familias de los escolares, se ofrecieron una serie de consejos y directrices a los escolares que entran dentro de la categoría de “sedentarios” y/o “en el umbral del sedentarismo”. Se les explica y procura un acercamiento a la variedad de actividades físico-deportivas que ofrece el centro escolar y la localidad. Por último, se llevó a cabo un seguimiento a lo largo de toda la intervención con la intención de ver la puesta en práctica del proyecto de desarrollo de estilos de vida activos.

Asimismo, y de forma paralela y continuada a lo largo de todo el curso, desde el área de Educación Física se promueven una serie de actividades no sólo para el alumnado sedentario o situado en el umbral del sedentarismo, sino para todo el alumnado con la intención de  mantener el gusto por la actividad y hacer que los hábitos saludables perduren en el tiempo.

Jornadas de promoción deportiva, torneos, talleres deportivos de AMPA y  profesorado, día de la nieve, semana de la bici, deporte escolar, proyecto “Todos a jugar”, almuerzo saludable y educación alimentaria son algunas de las actividades que se ofrecen al alumnado durante el curso escolar.

De esta manera, se procura que los escolares encuentren tiempo para llevar una vida activa y saludable pues, siguiendo la máxima de Stanley, “aquellos que consideran que no tienen tiempo para hacer ejercicio, antes o después tendrán que encontrar tiempo para enfermar”.

Estas actuaciones también han sido reconocidas con el 2º premio nacional “Tu escuela sobre dos ruedas” (2012/13) y los premios nacionales Healthy Kids (2014/15)  y (2015/16).