Fecha: 10 noviembre, 2020

El equipo docente de la Sección Bilingüe del centro recibe a la estadounidense Melanie Petersen gracias al programa de auxiliares de conversación, cuyos integrantes son seleccionados por el Ministerio de Educación.

El CEIP Nuestra Señora del Villar ha recibido a su nueva auxiliar de conversación, la estadounidense Melanie Petersen, quien prestará su apoyo en el centro gracias al programa de auxiliares de conversación, cuyos integrantes son seleccionados por el Ministerio de Educación. La presencia de estas figuras educativas en los centros con sección bilingüe se considera necesaria como punto de referencia para el desarrollo de una lengua viva, puesto que contribuyen a un acercamiento más natural a los aspectos geográficos, sociales, culturales, económicos y de actualidad de los países de referencia, y pueden suponer un incremento de la motivación para el aprendizaje de otra lengua.

La actuación de dichos auxiliares es un apoyo a la labor docente puesto que posibilitan la práctica de la conversación oral, proporcionan un modelo de corrección fonética y gramatical, colaboran con el profesorado en la elaboración de materiales didácticos y acercan al alumnado y al profesorado a la cultura de su país mediante la presentación de temas de actualidad y actividades lúdicas.

En un buen español, Melanie habla de su experiencia en el centro: “Estoy muy contenta de estar aquí, a pesar del año tan raro que está siendo. Hasta ahora, realmente estoy disfrutando de la escuela y divirtiéndome mucho conociendo a los estudiantes. En Estados Unidos, soy logopeda y he trabajado en una Escuela Primaria de Inmersión Española durante los últimos 6 años. También entreno a un equipo de fútbol en un club femenino. Cuando no trabajo, disfruto jugando al fútbol, corriendo y haciendo yoga”.

Este programa está diseñado para dar a los estudiantes la oportunidad de experimentar otra cultura y practicar sus habilidades de inglés con un profesor nativo. “Hasta ahora, he estado ayudando a los estudiantes con su lectura y pronunciación, basado en las lecciones en el aula. Son capaces de hacerme preguntas y ayudo a aclarar el vocabulario y cualquier otra duda que tengan en inglés. ¡Están haciendo un gran trabajo! Yo sé suficiente español para entenderme con mis alumnos, lo que nos ayuda cuando el alumnado tiene alguna duda que resolver”, apunta Petersen. “Disfruto aprendiendo sobre la cultura y las tradiciones de aquí y ver a los estudiantes emocionarse cuando tienen éxito aprendiendo más inglés”, concluye la docente.