Fecha: 18 noviembre, 2021

El Centro, que ha conseguido recientemente el Sello Ambiental ‘Centro Educativo Sostenible’, tiene entre sus objetivos reducir los residuos generados en los almuerzos escolares para seguir concienciando en esta materia.

Como en cursos anteriores, y éste es el undécimo, se han puesto en marcha las Patrullas Verdes del CEIP Ntra. Sra. del Villar para cumplir con sus 3 objetivos fundamentales: mejorar la convivencia aumentando la implicación y autonomía de los alumnos en el control del cumplimiento de las normas del centro y clase en los recreos; mejorar la gestión ambiental y el uso de las instalaciones y recursos aumentando la participación, iniciativa y espíritu emprendedor del alumnado incidiendo en la concienciación de toda la comunidad educativa de la necesidad de reducir los residuos generados en el centro y, por último, mejorar la integración del alumnado con problemas de relación social mediante el juego en el recreo; desarrollando en los mismos la competencia cívico social y la del sentido de iniciativa y espíritu emprendedor.

Aunque estos tres objetivos son muy importantes, este curso el centro quiere hacer hincapié en la gestión ambiental ya que forma parte de la red ‘Recreos Residuos Cero’ del colectivo docente ‘Teachers for future Spain’. Su objetivo en este sentido es reducir los residuos generados en los almuerzos escolares.

Desde la dirección del colegio se señala que “la escuela es un poderoso agente social para la construcción de un desarrollo sostenible y debe catalizar este proceso. Para ello tiene que estar abierta a su entorno, dotar al conjunto de la población de conocimientos y capacidades para comprender e intervenir en la comunidad donde se inserta, y promover actitudes y valores de compromiso con la mejora ambiental y social de su medio.”

“Queremos lograr cero residuos de envases. Para comprobar que los residuos orgánicos aumentan, ya que muchos niños almuerzan fruta, y que los envases plásticos disminuyen; todos los viernes, los patrulleros hacen un pesaje de los mismos y los datos se reflejan en un gráfico. En esta tarea hemos implicado a los alumnos y a sus familias, que colaboran de buen grado y traen cada día al cole almuerzos saludables y sostenibles», comenta la coordinadora del proyecto.

“Además de los diplomas que concedemos mensualmente al patrullero y ecoalumno más destacados de cada clase (por su implicación en su labor y por su comportamiento ecológico), este curso vamos a premiar también a la clase más sostenible. Este reconocimiento se concede a la clase cuyos alumnos alcanzan un porcentaje mayor de almuerzos saludables y sostenibles. Como premio, podrán disfrutar juntos de una actividad lúdica extra que su tutor/a les propondrá», explica la coordinadora.