Fecha: 21 junio, 2014

El colegio público ubicado en Torrelago cierra este programa “piloto” organizado por el Ayuntamiento de Laguna de Duero, en un curso en el que se ha buscado que los alumnos vayan con mayor libertad a la escuela.

Ayer se puso punto y final a la iniciativa “Camino Escolar” que se lleva realizando durante los dos últimos cursos en el CEIP Miguel Hernández. El Acalde de Laguna de Duero, Luis Minguela, y la concejal de Medio Ambiente, María Alonso,  han acompañado al director del centro, Nicolás Aguado, y a los alumnos participantes en el cierre de curso de esta iniciativa

A lo largo de la mañana celebraron multitud de actividades lúdicas y de entretenimiento para los escolares en el itinerario del propio camino al colegio.

El objetivo de este “Camino escolar”  no es otro que los alumnos recorran caminando el espacio entre su casa y el centro de estudios con la compañía de un monitor, recuperando de este modo los espacios para la infancia, y haciendo más habitables nuestras calles y plazas.

Ocho han sido en total los puntos de encuentro para que los alumnos se citen para ir juntos al colegio.  También se han llevado a cabo diferentes modificaciones para mejorar la visibilidad en determinadas zonas de la ruta, a fin de que la seguridad para los padres de los alumnos que disfruten de esta actividad sea completa.

La concejala de Medio Ambiente, María Alonso Blanco, ha explicado que “de este modo los padres tienen mayor seguridad para dejar a sus hijos ir solos al colegio e irán dejándoles mayor libertad sin renunciar a la seguridad. Los niños van conociendo los puntos de encuentro y el camino escolar, con la seguridad de ir acompañados de un adulto, se encuentran con sus compañeros para jugar y van asociando el hecho de caminar al colegio con una actividad divertida. Y para finalizar, los niños llegan al colegio más despejados y listos para empezar a aprender”.