Fecha: 7 noviembre, 2016

El alumnado decoró el colegio con algunos de las productor hortofrutícolas plantados en el patio del centro  

Tras la festividad del 1 de noviembre, alguno de los colegios hace valoración de las diferentes propuestas llevadas a cabo para dicha fecha tan señalada. En el caso del CEIP Miguel Hernández han optado este año por decorar el hall del colegio con las calabazas obtenidas de su propio huerto.  En esta apuesta del centro por combinar conocimientos prácticos y educativos, también han aprovechado para que los alumnos de 2º,3º y 4º de Primaria hayan tenido un contacto con la laboriosa tarea de crear un huerto, plantando también entre otras cosas coliflores, coles de Bruselas, berzas, repollo y lombardas.

Los más pequeños del centro también pasaran por el huerto para plantar ajos, donde a lo largo de estos meses, donde durante este primer trimestre han elaborado murales y clases sobre este tema.

El objetivo de esta actividad como comentan desde el centro es “acercar estos temas a la vida del aula para que puedan comprobar el desarrollo de las plantas y la obtención y posterior degustación de los productos. Esto les anima a probar verduras, a tocarlas, a saborearlas, olerlas,…y van viendo a lo largo del curso cómo van creciendo” concluyen.