Fecha: 16 enero, 2017

IU denuncia el impago municipal del servicio de depuración de aguas prestado por el Ayuntamiento de Valladolid desde 2015. El equipo de gobierno afirma que «las negociaciones para fijar el precio aún no han terminado», y que aspira a llegar a un acuerdo para evitar «que los vecinos de Laguna paguen más que los de la capital».

El pasado viernes, el concejal de IU-LEM, Jesús Salamanca, denunció «el impago a Valladolid por la depuración de aguas residuales», señalando el convenio específico de colaboración que existe entre los Ayuntamientos de la capital y de Laguna, firmado en 2009. Según Salamanca, «los impagos corresponden al último cuatrimestre de 2015 y los tres primeros trimestres de 2016, estando aún el cuarto no facturado, y supone unas cifras que superan el millón y medio de euros de deuda».

Desde IU-LEM se pedía entonces una aclaración al equipo de gobierno, formado por IL-PSOE, afirmando que «no han dado explicación alguna a la Corporación y a la ciudadanía». Así, además de pedir información acerca de este impago, preguntaban al gobierno local por las consecuencias que podrían derivarse de dicho incumplimiento.

En respuesta, el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Francisco Barbillo, ha afirmado que «aún no han finalizado las negociaciones con el Ayuntamiento de Valladolid para revisar el precio de la depuración de aguas residuales, el cual nos parece injusto para Laguna». El concejal sostiene que, mientras sigan estas negociaciones, no procede atender las facturas en estos términos, ya que «si abonamos este servicio con el precio del convenio actual, de alguna manera lo estamos aceptando». «Para que no se acumule la deuda se ha propuesto incluso a Valladolid pagar la cantidad que estimamos como correcta», señala el concejal.

Barbillo afirma que «no es cierto que no se haya informado de esta situación al resto de la corporación, puesto que se informa puntualmente de este asunto a todos los partidos en cada comisión de urbanismo», e incide en que «desde el primer día desde el gobierno local entablamos negociaciones con el Ayuntamiento de Valladolid, porque nuestra obligación es defender los intereses de nuestros vecinos, y es injusto que paguemos dos o tres veces más que los ciudadanos de la capital».

Continúa la negociación

El edil avanza que el próximo 25 de enero tendrá lugar la próxima reunión con el Ayuntamiento de Valladolid para renegociar este precio y afirma que «existe buena voluntad» por parte del Consistorio de la capital, pues «se han llegado a acuerdos sobre otras condiciones que incluye el convenio, además del precio». Barbillo señala que, a partir del día 1 de julio de este año, quedará rescindido el contrato que mantiene el Consistorio de Valladolid con la empresa concesionaria ‘Aguas de Valladolid’, lo cual abrirá un nuevo escenario en la gestión municipal del ciclo del agua en la capital.